Anuncios

Lo confirmó la Federación Internacional de Básquetbol. El evento se hará el 30 de agosto en Beijing.

Fotomontaje de FIBA

Mientras el mundo del básquet espera por la jornada del jueves, en la que San Antonio Spurs retirará la camiseta N°20 en tributo a la intachable carrera de Manu Ginóbili, otro miembro de la Generación Dorada fue reconocido.

En este caso se trata de Fabricio Oberto. La FIBA (Federación Internacional de Básquetbol) confirmó que incluirá al ex pívot cordobés en el Salón de la Fama. El argentino lo hará junto a la clase del 2019, que tendrá a Alonzo Mourning, Janeth Arcain, Margo Dydek, Atanas Golomeev, José Ortiz, Mohsen Mehdat Warda, Jiri Zidek, Natalia Hejkova, Bogdan Tanjevic y Mou Zuoyun.

El pívot fue uno de los más dominantes de la historia argentina, dedicado al “trabajo sucio” de pelear en el poste y generar espacios a los compañeros a través de sus intangibles. A la par, en defensa siempre fue un rival difícil para cuanto jugador lo tuvo que enfrentar.

A lo largo de su carrera, el surgido en Atenas fue campeón olímpico en Atenas 2004, medallista de bronce en Beijing 2008 y subcampeón mundial en Indianapolis 2002. También logró el título panamericano con Argentina en 1995, como la corona del FIBA Américas 2011, que le permitió al país disputar los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Su carrera, la cual también incluyó un título NBA con San Antonio (2007) y una Liga ACB con el Tau Cerámica (2001/2002), tuvo un final repentino a partir de distintos problemas cardíacos. El 31 de enero del 2013, tras un paso fugaz por Atenas de Córdoba, decidió dejar la actividad profesional y dedicarse a sus otras pasiones, la radio, la televisión y la música.