Anuncios

Los Lakers atravesaron una temporada plagada de hechos atípicos y supieron mantenerse fuertes para ser campeones. Los angelinos buscarán retener al plantel para la próxima temporada.

Jugadores con contrato en Los Ángeles Lakers

Foto: Getty Images.

Bases: LeBron James Quinn Cook.
Escoltas: Avery Bradley (opción de jugador de 4.8 millones de dólares), Alex Caruso y Talen Horton-Tucker.
Aleros: Danny Green.
Ala-pivotes: Kyle Kuzma y Kostas Antetokounmpo.
Pivotes: Javale McGee (opción de jugador de 4.1 millones de dólares).

Agentes libres

Foto: Getty Images.

Anthony Davis: El ala-pivote rechazó su opción de jugador, pero ya confirmó que seguirá en Los Ángeles Lakers al equiparar su vínculo con el de LeBron James. La Ceja fue el segundo factor más determinante de la obtención del 17° título, como también la pieza que más complicó a Miami a la hora del trabajo defensivo.

Kentavious Caldwell-Pope: El alero sorprendió a todos al mostrarse como uno de los mejores jugadores de las finales, el mejor por fuera del par James-Davis. El ex Pistons fue vital por su precisión exterior como su trabajo defensivo sobre Duncan Robinson y Jimmy Butler. Lo pretende Atlanta Hawks, franquicia de su estado natal (Georgia).

Rajon Rondo: El base volvió a demostrar que es un jugador de élite a la hora de afrontar los tramos decisivos, por su conducción, precisión en los pases y defensa perimetral. El armador no hizo uso de la opción de su contrato, pero podría renovar.

Dwight Howard: El pivote tuvo su redención después de aquel mal trago en 2013 junto a los Lakers. Howard se mostró mucho más maduro, continuó siendo un interno difícil de enfrentar en la pintura y fue vital en la rotación de Frank Vogel.

Markieff Morris: Llegó desde Detroit para el tramo final de la temporada y se volvió un sólido contribuidor en ambos costados de la cancha. A lo largo de los Playoffs promedió 5,9 puntos (42% en triples), 3,0 rebotes, 1,0 asistencias y 0,3 robos.

Dion Waiters: Llegó a Los Ángeles para el final de la temporada, como rueda de auxilio. Jugó siete de los ocho partidos en la fase regular, pero apenas ingresó en cinco de los veinte encuentros de Playoffs.

J.R. Smith: Caso similar al de Waiters, con seis apariciones en los juegos de fase regular dentro de la burbuja y diez en los Playoffs.

Jared Dudley: El ala-pivote firmó contrato con los Lakers al comienzo de la temporada y jugó 56 partidos de la fase regular. Luego tuvo nueve apariciones con un promedio de 3,4 minutos en Playoffs.

Draft 2020

Talen Horton-Tucker llegó a los Lakers tras el traspaso de la segunda elección del Draft 2020. Foto: Getty Images.

Elecciones: 28°.

Los angelinos sólo tendrán su elección original de primera ronda, ya que la segunda ronda la traspasaron al Orlando Magic tras el Draft 2019 para hacerse con los servicios de Talen Horton-Tucker. El pick luegó cayó en las manos de Philadelphia, ya que lo adquirió a cambio de James Ennis.

Una de las grandes dudas es qué pasará con esta elección. Los angelinos tienen a varios jugadores con contrato y probablemente no le den un rol importante a un novato en la 2020-21, considerando que irán por el bicampeonato. Si bien el escenario de traspaso está entre las posibilidades (Chris Paul y Derrick Rose son algunas de las posibilidades), una buena opción sería elegir a un joven que tenga minutos durante la fase regular y evaluar su nivel a la hora de encarar los Playoffs.

En el caso que la franquicia opte por elegir un prospecto, lo más probable es que vaya por un base que pueda reemplazar a Rondo en la conducción desde el banco. Cassius Winston, que llegará a la NBA tras pasar cuatro años en la Universidad Estatal de Michigan, es uno de los mejores pasadores que tiene el Draft 2020, mientras que también es un buen anotador exterior (18,6 puntos con un 43,2% en triples durante la 2019-20). Así, podría acompañar a una segunda unidad con Caruso, Caldwell-Pope, Kuzma y Howard en el caso que Avery Bradley decida continuar en el equipo.

Necesidades

El gran objetivo para los Lakers será repetir lo hecho en la temporada 2019-20 y lograr el 18° título de su historia. Así, superará a Boston Celtics para quedar como el único máximo ganador de la historia de la NBA.

El escenario ideal para lograrlo sería: retener a los interpretes de la conquista en la burbuja; volver a tener en el plantel a DeMarcus Cousins (que había firmado contrato, pero luego se rompió los ligamentos cruzados); e incorporar algún veterano que quiera formar parte de algún contendiente (por ejemplo, Danilo Gallinari).

Sin embargo, puede pasar que alguna o varias de las fichas caigan en un lugar que no es deseado. Por esto, es preferible desmenuzar el equipo por puesto.

Bases

Foto: Getty Images.

LeBron James es naturalmente un alero, pero asumió el rol de point-forward en la última campaña. El Rey fue líder en asistencias durante la fase regular (10,2), mientras que fue el jugador que más dio en la burbuja y que pasó al menos la primera ronda de los Playoffs (8,8). A menos que el binomio Pelinka-Vogel decida ir por Chris Paul (Oklahoma City Thunder), LeBron continuará siendo el base en la temporada 2020-21.

Para el puesto de base suplente, la mejor opción es retener a Rajon Rondo con un salario mínimo. El ex Celtics tuvo su revancha en la burbuja y eso pesará a la hora de elegir el camino para la próxima campaña. Si este decide no continuar, la mejor alternativa es Derrick Rose, que está lejos de ser el jugador que alguna vez demostró en Chicago, pero que fue un suplente productivo para los Pistons en la 2019-20 (18,1 puntos y 5,6 asistencias en 26,0 minutos por partido).

Perimetrales (escoltas y aleros)

Kentavious Caldwell-Pope, la revelación de los Lakers en la burbuja. Foto: Getty Images.

La franquicia tiene asegurados a dos de los cuatro jugadores principales para los próximos dos puestos: Danny Green y Alex Caruso.

El paso de Avery Bradley por los Lakers no debe ser olvidado. El perimetral es un excelente defensor, capaz de ser letal con el triple. Lamentablemente, se perdió el tramo final de la campaña por un problema personal. Sin embargo, retener a un buen defensor que aportó 8,8 puntos con un 36,4% en triples por menos de cinco millones de dólares sería una ganga para este equipo.

Si Bradley decide partir, la urgencia pasará por retener a Kentavious Caldwell-Pope, que supo saldar la baja de Bradley con un excelente aporte en ambos costados. En el caso de continuar, KCP también sería vital para la segunda unidad, aunque también podría explorar opciones en jugadores similares como Justin Holiday (Indiana Pacers) y Wesley Matthews (Milwaukee Bucks).

En el hipotético caso que tanto Bradley como Caldwell-Pope decidan partir, todos los cañones deberían apuntar a Jerami Grant. El jugador de los Denver Nuggets tendrá una opción de 9.3 millones de dólares, la cual probablemente acepte, por lo que la franquicia debería negociar con la de Colorado. Así, podría darse un traspaso que incluya la elección del Draft 2020, Kyle Kuzma y alguna otra pieza.

Ala-pivotes y pivotes

Foto: Getty Images.

Los dos puestos más firmes de cara a la 2020-21: Kyle Kuzma y Kostas Antetokounmpo tienen contrato; Anthony Davis confirmó que seguirá pese a no ejercer la opción de jugador; JaVale McGee tiene una opción de jugador que posiblemente acepte; Dwight Howard es la gran duda, aunque debería seguir en el equipo con el que saldó su histórica deuda.

No debería sorprender que, en el caso que McGee o Howard decidan no continuar, la franquicia vuelva a hacerle un ofrecimiento a DeMarcus Cousins. El ex New Orleans tendría la chance que se le hizo imposible en la 2019-20, como también la oportunidad de revancha junto a Anthony Davis, como también, posiblemente, a la par de Rajon Rondo.

Si ninguno de los tres opta por seguir en los Lakers, la franquicia probablemente le ofrezca el puesto de ala-pivote suplente a Markieff Morris, mientras que el lugar restante podría ser para un veterano. ¿Tristan Thompson sacrificará dinero para volver a jugar con LeBron?