Ryan Smith compró la franquicia del Utah Jazz por casi dos mil millones de dólares. La misma pertenecía a la familia Miller, que la había adquirido a tan sólo 22 millones.

Una de las grandes noticias del miércoles fue la compra del Utah Jazz. La prensa especializada reportó que la familia Miller vendió la franquicia después de ser el dueño por 35 años. La venta se tazó en 1.5 mil millones de dólares, hecha por Ryan Smith.

Smith tiene 42 años y es copropietario de Qualtrics, una empresa que arrancó en 2002 cuyo producto fuerte en el mercado es el programa SAP. Este programa fue creado en 1972 por una empresa que se fundó bajo ese nombre y cuyos propietarios eran antiguos trabajadores en IBM. En definitiva, SAP es uno de los programas más utilizados por las empresas a la hora de gestionar acciones; lo que disparó económicamente a Qualtrics.

La llegada de los Miller

La familia Miller tomó esta decisión a casi doce años (20 de febrero del 2009) de la muerte de Larry Miller, a causa de diabetes. Larry compró la franquicia el 11 de abril de 1985 por la suma de 22 millones de dólares, gracias al dinero que había adquirido a partir de su empresa automotriz (Larry H. Miller). Esta se disparó en el mercado ya que masificó el uso de Toyota en los Estados Unidos.

La llegada de Miller potenció a un Jazz que apenas había tenido dos apariciones en Playoffs en once años. El dueño mantuvo al Jazz en los Playoffs durante sus 27 años de conducción. Además, alcanzó los puntos más altos de la organización en 1997 y 1998, cuando la franquicia disputó sus únicas dos finales de la NBA. Lamentablemente, el tremendo trabajo de la familia de Miller como de toda la franquicia se vio opacado los Chicago Bulls que, guiados en la cancha por Michael Jordan y por Phil Jackson en el banco, obtuvieron los últimos dos de sus seis anillos.

Tras la muerte de Larry Miller, su esposa, Gail Miller, se hizo cargo de la franquicia. Gail tuvo que lidiar con los puntos más bajos de la franquicia, aunque también estuvo muy cerca de volver a colocar al Jazz en las finales tanto en 2007 y 2008, aunque Spurs y Lakers frustraron sus intentos. Luego de 18 años de conducción, como de largas charlas con sus cinco hijos, decidió que era el momento de vender la franquicia para dar paso a una mejor etapa.

El futuro de la franquicia junto a Ryan Smith

Así fue como se pudo hacer con una franquicia que tiene mucho trabajo por delante. La última agencia libre parecía posicionar al Jazz en la disputa por el anillo tras el arribo de Mike Conley, como también de la llegada del croata Bojan Bogdanovic. No obstante, el equipo jamás encontró el nivel esperado por parte del ex Grizzlies, mientras que también se mostró muy flojo a la hora de la rotación.

De esta manera, habrá que ver si Smith decide conservar al gerente general Justin Zanik, como al entrenador Quin Snyder. También evaluará a un plantel de cara a una campaña 2020-21 que podría ser la última del binomio Donovan Mitchell-Rudy Gobert.