Anuncios

El ícono de los Spurs dio un paso al costado en el cargo, después de haber ayudado a Gregg Popovich durante una temporada. Su intención sería ocupar otro puesto en la franquicia.

El conjunto texano inició un proceso de reconstrucción desde 2018, aunque haya clasificado a los Playoffs 2019 gracias a los aportes de DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge. Además, hubo un recambio en el cuerpo técnico durante la 2019-20, ya que Ime Udoka se mudó al banco de Philadelphia. Entonces, Tim Duncan ocupó el lugar con el fin de colaborar con el proyecto encabezado por el coach Gregg Popovich.

A lo largo del torneo, el oriundo de Islas Vírgenes brindó sus vastos conocimientos como jugador hacia los jóvenes integrantes del plantel. Ganador de cinco campeonatos en 1999, 2003, 2005, 2007 y 2014, la leyenda de los Spurs dijo presente en el acompañamiento del núcleo que conformará el futuro del equipo (Dejounte Murray, Derrick White, Lonnie Walker, Keldon Johnson, entre otros).

Sin embargo, según Marc Stein (prestigioso periodista de New York Times), la nueva etapa tuvo un punto aparte al haber finalizado la campaña 2019-20. Hay que recordar que no viajó a la burbuja de Orlando, porque guió a LaMarcus Aldridge en el proceso de rehabilitación. El interno había sufrido una cirugía en el manguito rotador del hombro derecho, en la previa al reinicio de actividades.

De todos modos, el objetivo de Tim Duncan será reubicarse dentro de San Antonio, como uno de los encargados del desarrollo de los jugadores. El elegido en el puesto 1 del Draft 1997 priorizará su trabajo con los que recién arrancan el camino en la NBA. En tanto, los Spurs buscarán a otro hombre que complete el staff de entrenadores que comanda Gregg Popovich.