El alero de los Spurs ejecutó la cláusula de su contrato y seguirá en el equipo de Popovich. Cobrará 27.7 millones de dólares.

La gran duda de los San Antonio Spurs se despejó durante la tarde de este lunes. Luego de una larga espera por su confirmación, DeMar DeRozan decidió ejecutar la cláusula de su contrato para seguir en la franquicia.

El escolta, devenido a alero por la necesidad de la franquicia, viene de ser el mejor jugador del equipo en la última temporada. DeRozan promedió 22,1 puntos, 5,6 asistencias, 5,5 robos y 1,0 robos en 34,1 minutos por partido. No obstante, su gran debe continúa siendo el triple: apenas nueve aciertos en 35 intentos durante toda la campaña (25,7% de efectividad).

Desde ahora, la pelota quedará en las manos de la gerencia. El ex Toronto Raptors cobrará 27.7 millones de dólares, pero es pretendido por varios equipos. La franquicia podría utilizarlo para ir en busca del retorno a los Playoffs, pero podría obtener buenas piezas a cambio. Todo pasará por lo que decida el tándem de R.C. Bufford (presidente de operaciones) y Gregg Popovich.