Anuncios

El base pidió ser traspasado de los Rockets, un año después del conocido intercambio con Oklahoma. En tanto, James Harden tiene la intención de seguir.

Russell Westbrook tomó la decisión de mudarse del Thunder en 2019, tras once años en el plantel. Su nuevo destino significó un reencuentro con un viejo compañero, James Harden. De todos modos, no fue la más deseada su primera campaña en el conjunto texano. A pesar de un buen rendimiento, el equipo quedó eliminado en la segunda ronda de los Playoffs.

A su vez, surgieron un par de novedades trascendentales en Houston durante la pretemporada. Stephen Silas sucedió en el cargo de entrenador a Mike D’Antoni, quien comunicó su renuncia unos días después de la derrota ante los Lakers. Luego, Daryl Morey decidió salirse del lugar de General Manager que ocupó desde 2007.

Estos movimientos desataron la locura en la previa a la agencia libre. Según Shams Charania, Russell Westbrook informó que no quiere seguir jugando en los Rockets. Por otro lado, James Harden afirmó que intentará terminar lo que comenzó en Texas.

Hubo varios conjuntos que expresaron su interés en el jugador de 31 años. New York y ambos elencos de Los Ángeles aparecieron en la lista de pretendientes. No obstante, su traspaso será muy costoso porque tiene contrato hasta 2022 (con una opción a su poder de 43 millones de dólares para la 2022-23).