Anuncios

El equipo de D’Antoni oficializó su clasificación a la postemporada tras vencer 113-90 a New Orleans a domicilio.

Harden fue el máximo anotador del juego con 28 puntos. Foto: Getty Images.

Si bien Golden State es el máximo y hasta único candidato al título, Houston puede llegar a sorprender al último campeón si tanto su juego externo como la salud lo acompañan. Tras quedar en la puerta de dar el batacazo del 2018, el equipo de D’Antoni dio su primer gran paso hacia una chance de revancha en el 2019 durante la jornada de este domingo, cuando el equipo venció 113-90 a los Pelicans en New Orleans para asegurar su aparición en Playoffs, la séptima de forma consecutiva.

Luego de tres años de penumbras a comienzo de la década, la llegada de James Harden a la franquicia le permitió a Houston iniciar la racha que supo mantener hasta el cierre del período de los diez años. La Barba, actualmente el único candidato a ser el MVP de la fase regular por su rendimiento histórico, le dio una referencia a la franquicia, que luego supo rodearlo bien.

En cuanto a lo ocurrido en el Smoothie King Center, Houston tomó la primera ventaja del partido y desde entonces siempre se mantuvo al frente hasta llegar a gozar de una diferencia máxima de 28 puntos. El dueño de casa volvió a limitar el tiempo de juego de Anthony Davis (12 puntos y 10 rebotes en 20 minutos) y le dio a su rival la chance de optar por una rotación más larga de lo normal, pero que fue efectiva.

Harden fue la figura del juego con 28 puntos, cuatro asistencias y tres rebotes, mientras que Chris Paul logró un doble-doble (10 tantos y 13 asistencias) ante su ex equipo. Por su parte, Clint Capela estuvo muy cerca de alcanzar la doble figura (ocho unidades y 17 rebotes). El tridente le permitió al equipo texano (47-27) sumar su segundo festejo al hilo y el octavo en los últimos diez partidos.

El equipo de D’Antoni volverá a jugar este martes por la noche, cuando haga una dura visita a Milwaukee para medirse con los Bucks, desde las 21hs. Por su parte, New Orleans, ya fuera de toda pelea, continuará con su camino hacia el final de la temporada en la misma jornada, cuando reciba a los Atlanta Hawks en símil horario.