Anuncios

Jahlil Okafor está cómodo en el puesto del lesionado Anthony Davis: sumó 27 puntos, doce rebotes y dos tapas en la sorprendente victoria de New Orleans sobre Houston por 121 a 116, de visitante.

Foto: Getty Images.

La semana arrancó muy agitada para los Pelicans, debido a la demanda de traspaso por parte de Anthony Davis. Su agente Rich Paul comunicó el pedido de tal manera que derivó en una multa a la Ceja.

Mientras que el conjunto de Luisiana encuentra el traspaso compatible con el desarrollo del equipo a futuro, los jóvenes jugadores sacaron adelante un duro encuentro con los Rockets, que sacaron una máxima ventaja de 65-51 en el primer tiempo. James Harden (37 unidades, once tableros, cuatro robos y seis asistencias) y Kenneth Faried (19, once y dos tapas) fueron los líderes de la franquicia texana.

El elenco dirigido por Alvin Gentry se reagrupó en defensa en el segundo tiempo, frenando así los avances del rival, sobre todo de La Barba (11-32 en tiros de campo). Jrue Holiday (19 tantos, seis rebotes, seis bloqueos y ocho pases gol) y Kendrich Williams (ocho y 16) se destacaron en ese rubro.

En cuanto a la ofensiva, la visita con un pivote que está volviendo a encontrarse con su juego que lo depositó en la tercera selección del Draft 2015. Jahlil Okafor está evolucionando desde la baja de Anthony Davis, ya que esta vez fue la gran figura con 27 puntos, doce tableros y dos tapas.

En tanto, Ian Clark y Tim Frazier aportaron intensidad ofensiva desde la banca, lo que fue clave para el parcial de 62 a 50 en la segunda mitad. El ex Golden State convirtió quince unidades y tres triples, mientras que el base suplente sumó diez y diez asistencias.

Con este resultado, New Orleans extendió su récord a 23-28. Esta noche recibirá a Denver a las 22. Houston (29-21) se enfrentará con el mismo rival, pero el sábado a la medianoche (después del viernes).