Anuncios

San Antonio venció a Dallas por 102 a 95, de visitante, y acumuló seis triunfos consecutivos. DeMar DeRozan (33), LaMarcus Aldridge (28) y Derrick White (23) combinaron 84 puntos.

Foto: Getty Images.

Luego de haber jugado cuatro de cinco partidos en casa, los Spurs volvieron a salir de su estadio. Sin embargo, no les tocó un viaje lejos, ya que se enfrentaron con los Mavericks de Luka Doncic. El base desplegó sus habilidades para dar pelea en una nueva edición del clásico texano (12 tantos, seis rebotes y siete asistencias), aunque también haya contado con las colaboraciones de Jalen Brunson (34) y Dwight Powell (20 y siete).

El elenco dirigido por Gregg Popovich supo que este era una clase de encuentros que siempre termina con un marcador parejo, más allá de la situación de ambos equipos. Por eso, fue clave la frialdad de DeMar DeRozan (33 unidades, cuatro tableros, cuatro robos y cuatro pases gol), a la hora de convertir jugadas claves.

Asimismo, LaMarcus Aldridge ganó la batalla en la pintura, sumando 28 puntos y siete rebotes. En tanto, Derrick White (23, tres, tres recuperos y siete asistencias) y Davis Bertans (11 y tres triples) aportaron su capacidad para armar juego y efectividad desde el perímetro, respectivamente.

Con este resultado, San Antonio extendió su racha a seis victorias al hilo y se ubicó séptimo en el Oeste (39-29). Este viernes recibirá a New York a las 21.30. En cambio, Dallas (27-40) visitará este jueves a Denver (23.30 horas).