Anuncios

El alemán anotó 30 puntos antes de anunciar su retiro tras la victoria sobre Phoenix por 120-109. Jamal Crawford, otro de los jugadores más veteranos de la liga, anotó 51 puntos para la visita.

Foto: Getty Images.

La noche del martes no se guardó nada en la NBA. Mientras Magic Johnson presentó su renuncia en Los Ángeles y Dwyane Wade disputó su último partido de local junto al Heat, Dirk Nowitzki confirmó un secreto a voces. El alemán jugó su último partido en Dallas y tras el mismo señaló que se retirará de la actividad profesional. Todo esto se dio en el marco del triunfo sobre Phoenix por 120-109.

Dirk fue titular y el equipo jugó para él. El europeo tomó 31 de los 91 lanzamientos del equipo en el partido y acabó con 11 aciertos de campo para registrar 30 puntos. Además, clavó cinco triples, bajó ocho rebotes y repartió tres asistencias en 32 minutos de juego. Como si todo esto fuese poco, anotó el tiro que sentenció el triunfo del dueño de casa.

A pesar de la falta de precisión del veterano, Dallas dominó a su rival, más allá de la sorpresa que causó sobre el final el excelso nivel de Jamal Crawford. Sin Devin Booker, el escolta la rompió al anotar 51 puntos, uno menos que su récord de carrera. Así, lideró a un equipo que también tuvo un buen aporte de Dragan Bender (12-11-6).

Rick Carlisle hizo un buen trabajo para que su equipo acompañe los lanzamientos de Dirk. Luka Doncic lideró el esfuerzo rebotero y cosechó su octavo triple-doble en la NBA (21 puntos, 16 rebotes y 11 asistencias). Además, también tuvieron doble dígito en el rubro Dwight Powell (11 y 11), Dorian Finney-Smith (15 y 10) y Maxi Kleber (4 y 10).

Nowitzki llegó a la liga en 1998, cuando fue electo por los Milwaukee Bucks con la novena elección del Draft, pero fue traspasado a Dallas en la misma noche. Desde entonces forjó una legendaria carrera, siempre con la franquicia texana (por eso el 41 -su número de camiseta-, 21 -la cantidad de temporadas- y 1 -la cantidad de equipos para la que jugó),  que incluyó 13 llamados al Juego de las Estrellas y un título NBA, con su respectivo MVP de las Finales. También integró ocho veces quintetos ideales de la temporada, como también fue el Mejor Jugador de la temporada 2006-2007. Para muchos, la carrera de Dirk fue sinónimo de la carrera del mejor europeo en la historia de la NBA.