Anuncios

La Barba acabó con 44 puntos, ocho rebotes, seis asistencias y tres robos para liderar el triunfo en la casa de los Suns por 118-110. Kenneth Faried volvió a acabar con un doble-doble.

Foto: Getty Images.

Partido que pasa, partido en el que James Harden, ya sea con triunfo o derrota, da motivos para ser el MVP de la fase regular. Esto volvió a pasar en la noche del lunes, cuando Houston dominó a Phoenix como visitante al imponerse por 118-110 tras estar siempre al frente y llegar a gozar de una ventaja máxima de 20 puntos.

El escolta volvió a ser clave en el triunfo, con 44 puntos, ocho rebotes, seis asistencias y tres robos. De esta manera, La Barba promedia 40 unidades anotadas en los últimos 20 partidos, de los cuales la franquicia texana ganó 13, la mayoría sin Chris Paul (18-5-4), ni Clint Capela (sigue lesionado).

Harden anotó cinco de los trece triples de la visita en la noche y encontró a su mejor compañero, nuevamente, en Kenneth Faried. El ex Denver manejó la pintura a su gusto para acabar la noche con un doble-doble: 17 tantos y 14 rebotes (siete ofensivos). Además, James Ennis III registró tres bombazos para finalizar con 13 unidades.

A pesar de la derrota, Phoenix pudo llegar a complicar mínimamente a su rival en el último cuarto gracias a sus jóvenes. Josh Jackson, quien está siendo involucrado en los rumores de traspaso de tres bandas con los Lakers y los Pelicans, fue la figura de la noche con 25 puntos. Además, Kelly Oubre Jr sumó 23 tantos desde el banco, mientras que Deandre Ayton acabó con un doble-doble (15 unidades y 10 rebotes).

Ambos equipos volverán a jugar este miércoles, como visitantes. Los Suns viajarán a Utah para medirse con el Jazz desde las 23hs, mientras que los Rockets enfrentarán a los Kings, en Sacramento, a la medianoche.