Los Lakers cayeron ante los Pelicans por 128-115 en New Orleans y volvieron a tener récord negativo, lo que los aleja de los Playoffs. Anthony Davis se ausentó en el local por molestias en la espalda.

Jrue Holiday fue la figura y llegó a los 10000 puntos en la carrera. Foto: Getty Images.

Después de dar el batacazo en casa y ganarle a los Houston Rockets, los Lakers volvieron a mostrar los altibajos que lo hacen una incógnita en la lucha por ingresar a los Playoffs. Los dirigidos por Luke Walton no tuvieron respuestas en New Orleans frente a unos Pelicans que no contaron con Anthony Davis por molestias en la espalda y cayeron por 128-115. De esta manera, se mantuvieron en el décimo puesto del oeste con una marca de 29-30, que los aleja de los Clippers (33-27), los últimos clasificados, y les da aire a los Kings, novenos con 30-28.

Al conjunto californiano no sólo le faltó Rondo, sino también un mejor trabajo en defensa. El equipo de Walton anotó 12 de sus 13 lanzamientos en el primer cuarto, pero, a partir de sus pérdidas, cedió un parcial de 42-35 que empezó a catapultar al local hacia el triunfo. Desde entonces, siempre estuvo, al menos, un paso por detrás de su rival, que supo aprovechar de las grandes noches de Jrue Holiday (27 puntos, 10-18 de campo, y siete asistencias) y Cheick Diallo (18 tantos, 8-8 a la hora de los lanzamientos y 10 rebotes) para quebrar el juego. Además, Julius Randle cumplió con la ley del ex y sumó 24 unidades.

En cuanto al rendimiento ofensivo de los Lakers, el equipo no encontró respuestas por fuera del tridente de aleros integrado por Brandon Ingram (29 puntos y cinco asistencias), que actuó como base ante la ausencia de Rondo, LeBron James (27 tantos, 12 rebotes, siete rebotes y cuatro robos) y Kyle Kuzma (16-8-7). De esta manera, a pesar del gran trabajo del tridente, no le pudo seguir la pisada a un rival que está decimotercero en la conferencia (26-34).

Ambos equipos volverán a jugar el lunes por la noche, desde las 22hs (horario argentino). Los Lakers viajarán a Memphis para medirse con los Grizzlies, mientras que los Pelicans se quedarán en casa y recibirán a los Filadelfia 76ers.