Rajon Rondo decidió no hacer uso de la opción de su contrato y evaluará las ofertas. El base podría irse de los Lakers tras el arribo de Schröder.

La primera gran novedad del domingo estremeció a la liga. La franquicia de Los Ángeles Lakers abrió el mercado 2020-21 con un bombazo. El equipo californiano fichará a Dennis Schröder al dejar ir su pick de primera ronda y Danny Green.

El comunicado lo emitió Adrian Wojnarowski. Al cabo de unos minutos, el reporte pasó de ser ‘en negociaciones’ a ‘tener todo acordado de palabra’ para que el alemán vista la camiseta oro y púrpura. Su arribo se da para potenciar el gran trabajo de LeBron James como base, como también por un salto de calidad en el juego de catch-and-shoot.

Sin embargo, como en la contabilidad, todo ‘haber’ contrae un ‘debe’, y ese ‘debe’ se llama Rajon Rondo. El base veterano, de gran paso por los Playoffs aunque con nivel irregular en la fase regular, pretende un gran contrato que la franquicia no le pagará. Por esto, la gerencia de Rob Pelinka se movió rápido para hacerse con el teutón.

Ya por la noche, Rondo oficializó una decisión lógica. El ex Celtics decidió no hacer uso de la opción de su contrato y será agente libre. El base es pretendido principalmente por Los Ángeles Clippers, aunque también tiene chances de volver a Boston.