Anuncios

Anthony Davis remarcó que el enfoque de los Lakers pasó por el costado defensivo y que su buen marcaje derivó en el 3-1 sobre el Heat. Además, habló sobre su trabajo personal sobre Jimmy Butler como también por el mensaje de LeBron James.

LeBron James abrió la jornada del martes con un mensaje de texto para sus compañeros que decía: “Es uno de los partidos más importantes de mi carrera”. Ese mensaje encendió la chispa de cara al triunfo en el cuarto juego por 102-96 sobre el Heat, que dejó a Los Ángeles Lakers con un 3-1, a un paso de obtener su 17° título.

Luego de la victoria, Anthony Davis habló sobre el mensaje de James y señaló que habían recibido ciertos mensajes a lo largo de la temporada, pero nunca con el poder de este martes. Nos sentimos mal después de perder el tercer partido. Sabíamos que era un partido importante para nosotros y para LeBron. Necesitábamos estar en un gran nivel como lo demostramos esta noche. Pudimos cumplir con lo que nos propusimos al comienzo de la temporada: no perder dos partidos seguidos”, manifestó para abrir su conferencia de prensa.

Davis firmó uno de sus mejores partidos de su carrera, como también su mejor de los Playoffs. El ala-pivote no registró récords personales con 22 puntos, nueve rebotes, cuatro asistencias y cuatro tapas en 41 minutos de juego. Sin embargo, fue vital en el marcaje a Jimmy Butler luego de tomarlo en el segundo cuarto y dejarlo con un 3/12 para que no sea la figura determinante que demostró en el encuentro anterior.

Como si todo esto fuese poco, el último de Davis fue excepcional. El ex New Orleans Pelicans clavó el triple que sentenció el triple tras una asistencia de, otro ex Pelicans, Rajon Rondo, mientras que saldó la 27° pérdida del encuentro por parte de los Lakers con una tapa a Butler. Así, evitó que Miami pueda volver al juego en un partido que fue muy parejo de principio a fin.

A la hora de expresarse sobre el cambio defensivo, Davis señaló que hubo un acuerdo común para que el se encargue de la estrella del Miami Heat: “Buscamos darle una mirada diferente al ataque de ellos. Creo que la idea era darle oxígeno a LeBron para que en ataque pueda tener su mejor versión. Le dije que si daba una falta rápida, teníamos que cambiar. Lo mismo para cuando lo tomó Markieff (Morris). Quise defenderlo a mi máximo nivel e incomodarle el ataque”.

Los Lakers estuvieron lejos de tener un partido perfecto en ataque con un 44% de campo para acompañar a esas 27 pérdidas, pero se quedaron con el cuarto asalto de la serie a partir de un marcaje intenso. No sólo Davis fue sobre Butler, sino que el equipo se impuso en la lucha rebotera (42-39) y apenas permitió 13 puntos por parte de la banca contra los 27 tantos propios. Ese trabajo defensivo terminó siendo la razón de la victoria angelina.

Sobre este costado, Davis lo tiene claro: “Para ganar, tenés que defender. Por más cliché que suene, es verdad que la defensa gana campeonatos. Ese fue el enfoque para esta noche. Sabemos que Frank (Vogel) es un entrenador orientado hacia la defensa y que nos iba a exigir un poco más. Tuve partidos en New Orleans en los que anotábamos 130 puntos, pero nunca superamos la segunda ronda por esa falta de defensa. Es algo que necesitás para ganar”.

Sin duda alguna ese será el enfoque de cara al quinto juego de la serie, que podría ser el último de la temporada si el combinado californiano logra su cuarta victoria. El partido será el viernes 9 de octubre a las 22hs y será televisado por ESPN.