Anuncios

El pivote español acordó firmar un contrato de dos temporada con la franquicia angelina. El equipo dejó ir a JaVale McGee a los Cavaliers para generar el espacio necesario para su llegada.

El último campeón tiene todo para quedarse con el título por segunda vez consecutiva. La agencia libre fue el claro reflejo de que esto podrá ser posible. Rob Pelinka hizo los movimientos necesarios para que la franquicia angelina, al menos en los papeles, mejore el plantel respecto de la última conquista.

El arribo de Marc Gasol es una clara muestra de esto. El español, a sus 35 años, tendrá la chance de jugar por dos años para la franquicia que lo eligió en el Draft 2007. Su chance nunca estuvo presente ya que, durante su estadía en Barcelona, Memphis envió a su hermano Pau a Los Ángeles para hacerse con sus derechos de Draft.

Gasol está lejos de aquel nivel mostrado en los Grizzlies, pero viene de tener dos buenos años en Toronto. El primero de ellos lo tuvo como pieza clave y campeón de la NBA. El segundo mostró una caída, pero continuó siendo un factor esencial en defensa. Además, promedió 7,5 puntos, 6,3 rebotes, 3,3 asistencias, 0,9 tapas y 0,8 robos en 26,4 minutos.

McGee fue enviado a los Cavaliers

Foto: USA Today.

Todo refuerzo de los Lakers llegó gracias a una salida. El arribo de Dennis Schröder vino por la partida de Rondo a los Hawks. La llegada de Wesley Matthews se dio porque Danny Green fue enviado a Oklahoma (luego traspasado a Philadelphia 76ers) para el arribo del alemán. La obtención de Montrezl Harrell generó que Dwight Howard recale en los mismos Sixers.

En este caso, la llegada de Marc Gasol generó la partida de McGee. El pivote fue enviado junto a una segunda ronda a los Cleveland Cavaliers. A cambio la franquicia obtuvo los contratos no garantizados de Jordan Bell y Alfonzo McKinnie.

De esta manera, los Lakers cerraron el domingo con un plantel muy completo al que todavía le falta la renovación de Anthony Davis. Una vez que La Ceja lo haga, la organización será la gran ganadora de la agencia libre 2020.