Anuncios

Los Lakers quieren defender la corona en el 2021 y están muy cerca de renovar a dos piezas claves de su segunda unidad.

La 18° conquista de Los Ángeles Lakers se dio en un contexto totalmente inesperado. El equipo californiano tuvo que atravesar un sinfín de obstáculos, como un año totalmente atípico, para poder levantar el trofeo Larry O’Brien en la burbuja de Orlando.

A partir de su corona, el resto de la NBA lógicamente a evitar que los Lakers repitan en el 2021. Milwaukee reformuló su quinteto inicial. Boston nunca se baja de la pelea. Brooklyn quiere reunir a Irving, Harden y Durant. La franquicia vecina de los Clippers tiene sed de revancha después de una pésima campaña que acabó con otra eliminación en semifinales de conferencia.

El equipo angelino tuvo dos buenas noticias durante la tarde-noche de este martes pensando en la aspiración de repetir. La dirigencia de Rob Pelinka recibió la información que tanto Dwight Howard como Markieff Morris buscará renovar sus respectivos vínculos. La noticia fue confirmada por Brad Turner, periodista de Los Ángeles Times, que deslizó que ambos lo harían por el mínimo de veterano.

Howard tuvo su tan ansiada revancha en Los Ángeles tras aquella catastrófica temporada 2012-13. El ex Orlando Magic demostró madurez como profesionalismo y explotó lo que quedó de su anterior nivel élite. El pivote arrancó como suplente, ascendió a titular para las finales y terminó redondeando unos buenos Playoffs (5,8 puntos y 4,6 rebotes en 15,7 minutos por juego).

Por su parte, Morris llegó a Los Ángeles en el mercado de cortados. El ex Detroit apenas jugó 14 partidos de la segunda parte de la fase regular, pero acabó siendo un factor clave en defensa durante la postemporada. La burbuja lo tuvo como protagonista de 5,0 puntos, 3,6 rebotes y 1,4 aciertos de triple por noche (42,0% de efectividad) en 18,3 minutos.

De esta manera, la organización empieza a acomodarse después de lo que fue un inicio de agencia turbulento. El equipo todavía espera poder confirmar el traspaso por Dennis Schröder, que dejaría a Danny Green en Oklahoma. Además, ante las negativas de Caldwell-Pope y Bradley, aspira a hacerse con los servicios de Wesley Matthews, quien rechazó su opción de jugador en los Milwaukee Bucks.