Anuncios

LeBron James volvió a las canchas con todo: 24 puntos, catorce rebotes y nueve asistencias para el triunfo de los Lakers en la prórroga sobre los Clippers por 123 a 120, de visitante.

Foto: Getty Images.

Pasó un mes y moneda de aquella entusiasmante y holgada victoria sobre los Warriors, en el cual estuvo presente dos cuartos y medio porque luego sufrió lo que nadie quería que le sucediera. Una distensión en la ingle le impidió finalizar aquel partido en el Día de Navidad, además de perderse los siguientes 17 compromisos de la fase regular. En ese tiempo, los Lakers pasaron de ubicarse en el Top 5 del Oeste, a desaparecer de los puestos de Playoffs.

Sin embargo, LeBron James regresó al Staples Center en el último día de enero (primero de febrero para Sudamérica), en lo que fue una nueva edición del clásico angelino, con los Clippers jugando de local. El Rey necesitó entrar en ritmo en los primeros tres cuartos, ya que no arrancó muy preciso con los tiros de campo (9-22 en total). Mientras tanto, Lance Stephenson (20 unidades y cinco triples), Brandon Ingram (19) y Rajon Rondo (14, 13 tableros y siete asistencias).

De todos modos, el ganador de tres anillos se encontró con su mejor versión en el último episodio y tiempo suplementario. Con prudencia y la buena utilización de su condición física, encestó trece de sus 24 tantos en esos 17 minutos, encaminando así un triunfo sufrido pero trabajado para los dirigidos por Luke Walton. Además, LeBron James redondeó su gran actuación bajando 14 rebotes y repartiendo nueve asistencias.

Con este resultado, los Lakers extendieron su récord a 27-25 y tienen como objetivo recuperar su lugar en la postemporada lo más rápido posible. Este sábado visitarán a Golden State a las 22.30. A las 19, los Clippers (28-24) se medirán con Detroit, en el Little Caesars Arena.