Anuncios

Golden State sacó provecho de las bajas de San Antonio y se impuso por 141 a 102, de local, para sumar 13 triunfos en 14 partidos. Klay Thompson (26 y cuatro) y Kevin Durant (23 y tres) combinaron 49 puntos y siete triples.

Foto: Getty Images.

Los Spurs arrancaron la habitual gira del rodeo, y para esta ocasión se les programaron siete partidos seguidos en condición de visitante. Es por eso que el entrenador Gregg Popovich le dio descanso a sus dos referentes, DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge. Además, Derrick White no viajó con el equipo, debido a una fascitis plantar en el pie derecho.

El conjunto texano aguantó los primeros 19 minutos del encuentro, gracias a la precisión en las ejecuciones por parte de Patty Mills (16 tantos y cuatro triples), Davis Bertans (12 y dos) y Marco Belinelli (nueve y dos), A partir de ahí, los Warriors empezaron a correr la cancha y no pararon hasta el final del tercer cuarto, en el cual anotaron la mayor cantidad de puntos de la franquicia en lo que va de la temporada (49).

El parcial de 13 a 2 sobre el cierre del primer tiempo golpeó duro a un rival averiado por las bajas. Klay Thompson (16 de sus 26 unidades y dos de sus cuatro tiros convertidos desde el perímetro) y Kevin Durant (17 de sus 23 y tres) lideraron al dueño de casa en dicha racha.

Y si esto fuera poco, el último bicampeón siguió dando cátedra en los primeros 12 minutos de la segunda mitad, encestando 17 de sus 22 lanzamientos. Stephen Curry (19 puntos, tres bombazos y siete asistencias), DeMarcus Cousins (15 y dos tapas) y Andre Iguodala (once, seis rebotes y cuatro) le dieron ritmo a un equipo que estuvo intratable con los contragolpes (anotó 50 puntos).

Con este resultado, y tras la caída de Denver, Golden State se consolidó en el primer puesto del Oeste con un récord de 38-15. Este viernes visitará a Phoenix a las 23. En cambio, San Antonio se enfrentará con Portland a las 00.30 (después del jueves), en el Moda Center.