Anuncios

Los Suns remontaron una desventaja de 16 puntos y vencieron a los Warriors, en Oakland, por 115-111. Devin Booker y Kelly Oubre Jr combinaron 59 tantos para los visitantes.

El escolta fue vital con 37 puntos, 11 asistencias, 8 rebotes y 2 robos. Foto: Getty Images.

Los Warriors (45-21) están atravesando un momento extraño. A pesar de ser los primeros en el oeste y los únicos candidatos reales a ganar el título, están viviendo una etapa de irregularidad a la hora de enfrentar a los rivales más débiles. Esto volvió a quedar demostrado este domingo cuando, luego de vencer a los Nuggets (43-22) el viernes para mantenerse en la cima de la conferencia, le dieron a los Suns (16-52) la chance de remontarle un partido que parecía controlado e imponerse por 115-111.

Ya sea por comodidad, dosificación de esfuerzos, falta de motivación, aburrimiento y/o egocentrismo, los dirigidos por Steve Kerr volvieron a tener un juego en el que tuvieron lapsos en el que demostraron su claro dominio sobre el resto de la liga, principalmente gracias al quinteto de Thompson (28-5-5), Curry (18-7-8), Durant (25), Cousins (13-5-2) y Green (6-11-8), como otros en los que se mostraron desconocidos. La falta de producción de la banca volvió a ser importante, lo que les dio a los visitantes la chance de tener un gran segundo cuarto y un clave último período para dar la sorpresa.

El elenco local estuvo lento para rotar en defensa y contener a una ofensiva centrada en Devin Booker (37 puntos, 11 asistencias, ocho rebotes y dos robos), que también tuvo a buenos acompañantes en Kelly Oubre Jr (22), Deandre Ayton (18-9-4), Tyler Johnson (10-4-5) y Mikal Bridges (10). El escolta anotó 11 de las 15 últimas unidades del equipo de Igor Kokoskov en el partido para comandar la sorpresa en la casa del campeón, la primera victoria del equipo de Arizona en dicho escenario después de cuatro años.

Al igual que después de la caída ante los Celtics, Kerr volvió a señalar que sus dirigidos estuvieron flojos en la cancha y que el rival “nos sometió, hizo lo que quiso dentro de la cancha”. Además, Kevin Durant sufrió una leve torcedura durante el partido, pero el entrenador estuvo lejos de mosquearse al respecto.

Los Warriors intentarán recuperar ese fuego el miércoles por la noche, cuando viajen a Houston para medirse con los Rockets (41-25) en la última reedición de la pasada final de conferencia de la temporada regular, desde las 22:30. Por su parte, los Suns, ya marginados de la lucha por los Playoffs, viajarán a Utah para medirse con el Jazz a las 23:30.