El escolta formará parte de los Liaoning Flying Leopards de la CBA. Así dejará la NBA tras pasar la última campaña en el equipo de la G-League de los Warriors.

La carrera de Jonathon Simmons tomo un camino inesperado una vez que fue traspasado del Orlando Magic a los Philadelphia 76ers en febrero del 2019. El escolta, que había tenido buenos pasos por San Antonio Spurs y en la franquicia de Florida, nunca pudo tener un rol trascendental en la organización de Pensilvania, lo que lo dejó sin equipo para la 2019-20.

Pese a tener lo necesario para ser un buen anotador para cualquier segunda unidad, Simmons no encontró en equipo en la última campaña lo que lo hizo recaer en la G-League. El jugador optó por tener una chance en los Santa Cruz Warriors, equipo filial de Golden State. Ahí promedió 19,2 puntos (50% de campo; 38% en triples y 73% en tiros libres), 4,8 rebotes, 2,2 asistencias, 1,4 robos y 0,4 tapas en 29,2 minutos.

Por este buen nivel, Golden State planeaba retenerlo al menos bajo un contrato two-way, pero Simmons analizó ofertas y decidió partir hacia China. El jugador de 31 años formará parte de los Liaoning Flying Leopards, donde tendrá de compañeros a otros ex NBA como Brandon Bass, Lance Stephenson y OJ Mayo.

El objetivo de Simmons será volverse la pieza faltante para que el equipo pueda coronarse en la liga china luego de ser finalista en la 2019-20.