Anuncios

Golden State se recuperó de la caída ante Philadelphia, derrotando a los Lakers por 115 a 101, de local. Klay Thompson (28 puntos y cuatro triples), Kevin Durant (21 y 11 asistencias) y DeMarcus Cousins (18 y diez rebotes) fueron los más destacados.

Foto: Getty Images.

Fue el tercer enfrentamiento de la fase regular entre los Warriors y los Lakers, pero el segundo al que no pudo asistir LeBron James (descanso). Y el conjunto de la Bahía volvió a aprovechase de la ausencia del Rey, con el fin de retomar la senda victoriosa, tras la derrota ante los Sixers.

El elenco dirigido por Luke Walton pareció haberle encontrado la vuelta en el tercer cuarto, sin la ayuda de su mejor jugador. Brandon Ingram (20 unidades) y Rajon Rondo (doce, ocho tableros y once pases gol) lideraron el parcial de 17 a 2 que le permitió a la visita pasar al frente en el marcador.

Sin embargo, el dueño de casa recuperó su estilo de juego cuando llegó a estar abajo por una máxima desventaja de diez puntos. DeMarcus Cousins encabezó la remontada, ejecutando una monstruosa volcada sobre Kyle Kuzma que reavivó a los espectadores en el Oracle Arena. El pivote fue clave en la racha de 17 a 5 que logró su equipo sobre el final del tercer segmento, con 18 tantos, diez rebotes, dos tapas y cuatro pases gol.

En el último episodio, los de Steve Kerr corrieron la cancha y se llevaron puesto al conjunto angelino, de una forma parecida al partido realizado en el Día de Martin Luther King. Klay Thompson (28 unidades y cuatro triples), Kevin Durant (21 y once asistencias) y Stephen Curry (doce de sus catorce) utilizaron su rapidez, efectividad y fluidez ofensiva, con el fin de concretar otro parcial de 27 a 15.

De esta manera, Golden State se mantuvo segundo en el Oeste con un récord de 37-15. Este viernes recibirá a San Antonio a las 00.30 (después del jueves). En cambio, los Lakers (27-26) visitarán este martes a Indiana a las 21.