Anuncios

Houston aguantó sin James Harden y se llevó un gran triunfo de Golden State por 118 a 112. Eric Gordon (25 puntos y cuatro triples), Chris Paul (23 y 17 asistencias) y Kenneth Faried (20 y 10 rebotes) fueron los más destacados.

Foto: Getty Images.

Los Rockets tuvieron una dura noticia antes del inicio del encuentro: James Harden se perdió el duelo contra los Warriors por una distensión en la cervical. Sin embargo, el elenco dirigido por Mike D’Antoni se las ingenió para cosechar la primera victoria tras el Juego de las Estrellas.

El arranque fue demoledor, ya que la visita concretó un parcial de 35 a 20 en el primer cuarto. Eric Gordon (25 unidades y cuatro triples) y Kenneth Faried (20, dos y 10 tableros) mostraron capacidad para ocupar el quinteto inicial.

El dueño de casa mejoró su producción ofensiva entre el segundo y tercer período, y hasta llegó a pasar al frente. Kevin Durant (29 tantos y tres aciertos detrás del arco) y Stephen Curry (25, cinco, nueve rebotes y siete pases gol) le dieron fluidez al movimiento del balón.

Sin embargo, el conjunto texano recuperó la ventaja en el último episodio, de la mano de un Chris Paul talentoso e inteligente. El base superó la marca de las 9 mil asistencias, y lo logró en un partido ideal de cara al objetivo de pelear por las Finales. CP3 terminó encestando 23 (cuatro anotaciones desde el perímetro) y repartiendo 17. Otro que se destacó fue P.J. Tucker (18 y 10), por su espíritu y solidez defensiva.

Con este resultado, Houston registró un récord de 34-25 y se mantuvo quinto en el Oeste. Este lunes recibirá a Atlanta a las 22. Una hora más temprano, Golden State (42-17) visitará a Charlotte.