Anuncios

El Jazz venció a los Suns a domicilio por 114-97 y dejó atrás una racha de dos caídas al hilo. El tridente Mitchell-Gobert-Favors tuvo una actuación fundamental para la alegría del equipo de Quin Snyder.

Rudy Gobert fue la figura del encuentro con 18 puntos y 20 rebotes. Foto: Getty Images.

A partir de la falta de constancia de los equipos que están fuera de los Playoffs, el oeste parece tener definido al octágono que participará de la postemporada. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya algo atractivo en la conferencia. La pelea por los puestos cambia noche a noche, por lo que ninguna franquicia debe ceder fácilmente siquiera un partido.

Tal es así que el Jazz (38-29), que había llegado a estar sexto y que había ingresado al miércoles con el octavo lugar producto de dos derrotas consecutivas, festejó en la casa de los Phoenix Suns (16-53) con un 114-97 y ascendió al séptimo puesto tras superar el coeficiente de victorias de Los Ángeles Clippers (39-30).

El equipo de Quin Snyder justificó el triunfo a través de dos puntos claves. El primero de ellos fue el esfuerzo de los internos: Deandre Ayton (2) y Richaun Holmes (11) estuvieron lejos de poder hacerle frente a Derrick Favors (18-7-7) y Rudy Gobert (18 puntos y 20 rebotes -siete ofensivos-). A través del par, Utah ganó la batalla por los rebotes por 68-48 y tuvo 12 posesiones más gracias a capturas ofensivas, que desembocaron en puntos en la pintura, uno de los factores que tuvo y tiene como saldo negativo el dueño de casa.

El segundo punto de la victoria del Jazz fue el juego externo. Donovan Mitchell fue el máximo anotador de la noche (24-6-2) gracias a cuatro triples, mientras que Joe Ingles (15 tantos y seis asistencias) lo siguió con tres y Kyle Korver (6) acertó dos. Del otro lado de la cancha, Phoenix tuvo un flojo andar ofensivo por fuera de Devin Booker (27) y Kelly Oubre Jr (18), lo que hizo que el partido no tenga paridad, dándole a la visita la chance de gozar de una distancia máxima de 21 puntos.

El Jazz no tendrá tiempo para descansar ya que este jueves por la noche volverá a su casa para recibir a los Minnesota Timberwolves (32-36) desde las 22hs. Por su parte, el conjunto de Igor Kokoskov viajará a Houston para enfrentar a los Rockets el viernes a las 21hs.