Anuncios

A base de un sólido trabajo en el pick-and-roll, el conjunto texano cumplió su objetivo y venció 122-90 a Utah para ponerse al frente por 1-0. El miércoles será el segundo punto del cruce.

Harden estuvo a dos rebotes de lograr un triple-doble. Foto: Getty Images.

Houston sueña con tener su chance de volver a encontrarse con Golden State para luego tener revancha tras lo ocurrido en las Finales de Conferencia del 2018. En pos de lograr este objetivo, el equipo de Mike D’Antoni dio un primer paso firme este domingo por la noche, cuando venció 122-90 al Utah Jazz en casa para ponerse 1-0.

El conjunto texano aprovechó las falencias del marcaje externo rival para jugar al pick-and-roll de la mano de James Harden (29 puntos, 10 asistencias y ocho rebotes) y Clint Capela (16 tantos y 12 rebotes). Además, El Barba anotó cuatro de los quince aciertos de tres que tuvo el local a lo largo de la noche. Eric Gordon (17), P.J. Tucker (11) y Danuel House Jr (11) acertaron tres, mientras que el restante lo sumó Kenneth Faried (11 y 6), otro de los jugadores determinantes en la obtención del resultado.

A pesar de las falencias defensivas de Gobert en el marcaje externo, el equipo de Quin Snyder encontró en el francés a su mejor carta ofensiva (22 unidades y 12 rebotes), que se asoció bien con el par perimetral de Donovan Mitchell (19) y Ricky Rubio (15-3-6). De esta manera, llegó a achicar a doce puntos, antes que Houston tenga un último cuarto arrollador, en el que logró un parcial de 39-19 para sentenciar el pleito.

La historia seguirá el próximo miércoles, cuando se vuelvan a ver las caras en el Toyota Center desde las 22:30. El juego será televisado por ESPN.