Anuncios

Los perimetrales combinaron 11 triples para ser los principales responsables del triunfo de los Rockets por 125-98 en Utah.

Harden tuvo una de sus mejores noches de la temporada, quizá la mejor. Foto: Getty Images.


Después de una dura caída en la noche del viernes, Houston se recuperó en el segundo juego en noches consecutivas. El equipo de Mike D’Antoni le hizo pagar cara la falta de goleo al Jazz en Salt Lake y se impuso por 125-98.

La visita combinó quince triples, siento siete de ellos de Gerald Green (25), y otros cuatro de James Harden, que volvió a ser la figura del combinado texano con 43 puntos, 12 rebotes, seis robos, cinco asistencias y cuatro tapas. Además, Kenneth Faried registró 16 unidades y 12 rebotes para alcanzar un nuevo doble-doble.

Un parcial de 31-27 empezó a marcar el camino de la visita al triunfo. El Jazz no pudo salir de un flojo 31% de efectividad a la hora de los lanzamientos de campo, en parte gracias al gran trabajo defensivo de Harden, y nunca estuvo en contienda por el triunfo.

Houston volvió al triunfo para alcanzar una marca de 30-22, válida para ubicarse sexto en el oeste. El equipo de D’Antoni volverá a jugar el lunes por la noche, cuando se mida con los Suns, en Phoenix, a las 23hs.

Por su parte, Utah no pudo complicar a su rival y salir del séptimo lugar de la conferencia (30-24). El equipo de Quin Snyder tendrá descanso hasta el miércoles, jornada en la que también enfrentará a Phoenix, pero en casa, desde las 23hs.