Anuncios

La Ceja no fue transferida a los Lakers en la última jornada de traspasos y esa fue la gran noticia del día. Además, varias estrellas migraron al este en lo que será una interesante pelea entre los cinco primeros.

El ala-pívot volverá a las canchas desde este jueves, para los Pelicans. Foto: USA Today.

La gran expectativa del jueves estaba centrada en lo que podía pasar con Anthony Davis, por quien los Lakers pujaron de manera intensa durante el último mes. A pesar de las diversas ofertas presentadas en los últimos días, y los llamados hechos durante la jornada de este jueves, los angelinos no pudieron capitalizar la oportunidad, dado que Nueva Orleans decidió esperar a julio para decidir qué hacer con el ala-pívot.

A partir de esa baja, con la necesidad de conseguir un tirador, la franquicia envió a los Clippers a Ivica Zubac y Michael Beasley para generar el desembarco de Mike Muscala, quien había arribado a Los Ángeles en el traspaso de Tobías Harris. El gran ganador del traspaso fue el conjunto que dirige Doc Rivers, ya que sumó a dos jugadores cuyos contratos finalizarán en junio y generarán un mayor espacio salarial para fichar estrellas.

La franquicia también adquirió a JaMychal Green y Garrett Temple, también de contratos prontos a vencer, y perdió a Avery Bradley, quien se fue a Memphis. A la par, Marcin Gortat fue cortado tras un triste paso desde su llegada desde Washington, al igual que Milos Teodosic, que considera volver a jugar en Europa.

Por fuera de los equipos angelinos, no hubo desembarcos significativos, ya que los movimientos rutilantes generaron emigraciones al este. Marc Gasol partió a Toronto; Nikola Mirotic se sumó a Milwaukee y James Ennis recaló en Philadelphia.

Lo más destacado pasó por los cortados. Wayne Ellington dejó Phoenix, al igual que Zach Randolph con Dallas. Omri Casspi fue despedido de Memphis y Sacramento, que sumó a Caleb Swanigan de Portland a cambio de Skal Labissiere, le puso punto final al paso de Ben McLemore.