Anuncios

Portland se impuso sobre Golden State por 129 a 107, de local, y le cortó la racha de cinco victorias seguidas. Damian Lillard fue la figura con 29 puntos, seis triples y ocho asistencias. Además, los suplentes sumaron un total de 52 unidades.

Foto: Getty Images.

Es verdad que los árbitros le pitaron una falta flagrante innecesaria a Draymond Green en el último cuarto, ya que la intención fue robar el balón, si bien hubo un golpe duro. Pero eso no fue lo que definió el encuentro, que tenía a Stephen Curry (cinco triples) y Kevin Durant (32 tantos cada uno) como protagonistas en el tercero.

El entrenador Terry Stotts realizó un movimiento arriesgado en el último episodio, dejando durante gran parte del tiempo a los jugadores de la segunda línea. Sin embargo, fueron ellos lo que le dieron la seguridad en defensa al dueño de casa, metiendo en problemas a los Warriors (anotaron solamente diez puntos en esos doce minutos). Zach Collins (cuatro, cinco rebotes y tres tapas) y Jake Layman (17, tres aciertos detrás del arco y dos robos) hicieron claves aportes en ambos costados.

Luego, apareció Damian Lillard con el fin de sellar una importante victoria para los Trail Blazers, que venían de dos caídas ante Dallas y Oklahoma. El base se lució con 29 unidades, seis conversiones desde el perímetro y ocho pases gol.

Con este resultado, Portland se mantuvo cuarto en el Oeste con un récord de 34-23. Este jueves visitará a Brooklyn a las 21.30. Tres horas más tarde, Golden State (41-16) recibirá a Sacramento.