Anuncios

El esloveno bordeó el triple-doble y lideró el triunfo de los Mavericks sobre los Blazers por 102-101. El local registró un parcial de 24-9 para dar vuelta el partido.

Foto: The Dallas Morning News.

Uno de los juegos más extraños e impredecibles ocurrió en la tarde de este domingo en Dallas. A pesar de una notable paridad, Portland tenía todo para festejar en territorio visitante, pero cedió un parcial de 24-9 que permitió el festejo local por 102-101.

Tras una primera mitad con un parejo intercambio de golpes, el conjunto vestido de rojo pareció despegar en el tercer cuarto gracias a un letal Damian Lillard (30 puntos, tres rebotes, cinco asistencias y dos robos). El base emergió con 21 tantos en el tramo al desplegar su infinito arsenal ofensivo. Ya sea aprovechando cortinas de los más grandes, o atrayendo a su marca a la pintura para después golpear de afuera, el perimetral tuvo un andar incontenible para el 92-78 con el que fueron al último cuarto.

Sin embargo, la historia cambió rotundamente en la docena de minutos finales. Dallas estableció una mejor defensa, frenó a Lillard y Portland se quedó sin respuestas en ataque.

Del otro lado de la cancha, Luka Doncic, que venía teniendo un partido flojo para su nivel, se despertó y sacó a relucir su nivel de ‘novato del año’. El esloveno acabó con 28 puntos, nueve rebotes y seis asistencias, además de ser autor de un ‘doble y falta’ que terminó de culminar la remontada en casa. McCollum y Lillard tuvieron oportunidades de una nueva vuelta en el marcador, la cual hubiese dado el festejo del equipo de Stotts, pero no concretaron sus intentos.

De esta manera, los Mavericks sumaron su sexto triunfo en los últimos diez partidos y alcanzaron una marca de 26-29, válida para el decimoprimer puesto en el oeste. Los dirigidos por Rick Carlisle no tendrán descanso ya que este lunes se medirán con los Rockets, en Houston, a las 22hs.

Por su parte, los Blazers volvieron a tener problemas de visitantes y están cuartos en el oeste con una marca de 33-22. Al igual que sus rivales de turno, no tendrán descanso, ya que este lunes viajarán a Oklahoma para chocar con el Thunder, también desde las 22hs.