Anuncios

El alero decidió que su mejor opción es seguir en los Trail Blazers. Firmará un contrato por un año tras una temporada de redención.

Portland rescató a Carmelo Anthony de su naufragio deportivo. Una vez que el alero dejó New York Knicks, no encontró su lugar en la liga a partir de sus malos rendimientos en Oklahoma City Thunder y Houston Rockets. Sin embargo, la franquicia de Oregon hizo la apuesta por él y salió bien.

Melo estuvo lejos de ser aquel anotador letal que tuvo Denver o Nueva York, pero fue un buen acompañante. El ex Nuggets promedió 15,4 puntos, 6,3 rebotes y 1,5 asistencias en la 2019-20, mientras que fue una pieza importante en la obtención del octavo puesto para entrar a los Playoffs. Luego, el equipo dio un pequeño asusto a Los Ángeles Lakers, pero el campeón se impuso por 4-1 en la primera ronda de los Playoffs.

Carmelo Anthony volvió a quedar libre en esta agencia 2020, pero esta vez tuvo varias ofertas. Melo analizó cada una de ellas, pero decidió que la mejor opción era seguir en su hogar. Así, decidió firmar un contrato por un año -el salario no se dio a conocer- que le permitirá seguir integrando el plantel.

Portland inició la agencia con buenos movimientos. Además de renovar a Anthony, recuperó a Kanter, mantuvo a Hood, trajo a Derrick Jones Jr y se hizo con los servicios de Robert Covington. Así, profundizo el esquema alrededor de Lillard, McCollum y Nurkic en pos de tener un mejor camino hacia la próxima postemporada.