Anuncios

El base acabó con 20 puntos, 20 rebotes y 21 asistencias para lograr algo que no se hacía hace 51 años. A partir de su rendimiento, el local venció a los Lakers por 119-103.

Foto: Getty Images.

A pesar del gran simbronazo que tuvo en la primera mitad, San Antonio acabó venciendo a Atlanta, como se preveía, en la noche de este martes. Por eso era importante que Oklahoma, en su afán de evitar un cruce en primera ronda contra Golden State, supere a Los Ángeles Lakers en casa y vuelva a la senda triunfa. El equipo de Billy Donovan acabó imponiéndose 119-103 en el Chesapeake Energy Arena.

El dueño de casa aprovechó la ausencia de LeBron James para dominar a su rival, principalmente gracias a un histórico Russell Westbrook. El base fue quien manejó los hilos del dueño de casa con 20 puntos, 20 rebotes y 21 asistencias. De esta manera, fue el primer jugador en la historia en alcanzar un 20-20-20 desde el 2 de febrero de 1968, cuando Wilt Chamberlain había establecido esta marca.

Como pasador, el armador tuvo como principal secuaz a Jerami Grant (22) quien clavó cuatro triples para ser el máximo anotador del local. Por su parte, Paul George acabó con 19 tantos, seis rebotes y cinco asistencias, mientras que Terrence Ferguson y Dennis Schroder sumaron 15 unidades cada uno.

De la mano de Kentavious Caldwell-Pope (23-5-4 -cinco triples-), el conjunto angelino supo mantenerse en juego hasta que el envión de la diferencia máxima de 19 puntos quebró cualquier chance de victoria visitante. A pesar de esto, Alex Caruso (15 tantos y siete asistencias) volvió a redondear una buena actuación en el equipo de Luke Walton.

El Thunder volverá a jugar el viernes por la noche, cuando reciba a los Detroit Pistons desde las 21hs. Por su parte, el cuadro angelino volverá a casa para enfrentar a Golden State Warriors el jueves a las 23:30.