Los Spurs vencieron al Thunder por 116-102 y sumaron su sexto triunfo al hilo en el AT&T Center. Los terceros del oeste llevan cuatro partidos sin poder ganar.

LaMarcus Aldridge fue la figura con 27 puntos y 10 rebotes. Foto: Getty Images.

La carrera por ingresar a Playoffs no afloja. Este sábado por la noche, San Antonio dio un gran paso hacia el objetivo de acceder a la postemporada ya que venció a Oklahoma por 116-102 para mantenerse en el séptimo puesto con una marca de 35-29. El equipo de Gregg Popovich, que ostenta la segunda mejor localía de la conferencia, sumó su sexto triunfo consecutivo en el AT&T Center, mientras que su rival sufrió su cuarta caída al hilo.

El conjunto texano abrió el juego con un parcial de 38-25 y, a pesar de algunos altibajos, siempre se mantuvo al frente por el marcador. El local hizo un buen trabajo para explotar la zona pintada, ya sea a través del juego de poste de LaMarcus Aldridge (27 puntos y 10 rebotes) o el trabajo de penetraciones, liderado por Rudy Gay (22 y 8) y DeMar DeRozan (18-6-7).

Oklahoma padeció la ausencia de Paul George, su mejor jugador en la actualidad, como también estuvo flojo a la hora de ejecutar ofensivamente en la segunda mitad. Más allá de esto, Russell Westbrook volvió a bordear el triple-doble (19 tantos, nueve rebotes y ocho asistencias), mientras que Steven Adams acabó con un doble-doble (17 unidades y 13 rebotes).

El triunfo le permitió a San Antonio cerrar séptimo la jornada, por detrás de Utah Jazz (36-26), que hizo un buen trabajo para vencer a Milwaukee. Por su parte, Oklahoma no pudo aprovechar el juego para despegarse de Portland, aunque se mantiene en el podio del oeste con una marca de 38-24.

El Thunder volverá a jugar este domingo por la noche, cuando regrese a casa para recibir a Memphis Grizzlies (25-39) desde las 21hs (horario argentino). Por su parte, San Antonio chocará el lunes con Denver Nuggets (42-20) a las 22:30.