Golden State aplastó al Thunder en Oklahoma por 110-88 sin la presencia de Kevin Durant. El cuarteto de Curry-Thompson-Green-Cousins permitió el dominio al rival de principio a fin. El equipo de Kerr se clasificó a los Playoffs y es el primero en hacerlo en el oeste.

El juego más atractivo del sábado por la noche había perdido un poco de expectativa a horas del inicio producto de la baja de Kevin Durant en los Warriors. Sin embargo, el último campeón no necesitó del alero para vencer cómodamente a su ex equipo, el Thunder, en Oklahoma, por 110-88.

El dueño de casa tuvo una de sus noches más flojas a la hora de lanzar al aro. Apenas Paul George (29 puntos y 13 rebotes) pudo tener algo de constancia (9/25= 36% de campo), sobre todo cuando penetró al aro, como también Dennis Schroder (15) desde el banco. Esta falta de certeza complicó al equipo de Billy Donovan que corrió de atrás toda la noche al máximo candidato al título.

Golden State se impuso porque supo complementar ese buen trabajo defensivo con un juego externo preciso (15 triples) de la mano de Stephen Curry (33 puntos, siete rebotes, tres asistencias y dos robos), Klay Thompson (23-8-4) y Draymond Green (9-8-6). Además, DeMarcus Cousins tuvo uno de sus mejores partidos desde su llegada a la franquicia (12 tantos, ocho rebotes, seis asistencias, dos robos y dos tapas). El equipo de Kerr empezó a demostrar sus características de invencibilidad en la noche sabatina.

El triunfo le permitió al equipo de Oakland ser el primer clasificado a los Playoffs en el oeste con una marca de 47-21, la cual lo tiene como líder de la conferencia. El equipo se sumó a Milwaukee (52-17) y Toronto (49-20), que ya estaban clasificados por el este, e intentará seguir por la senda positiva el próximo lunes, cuando visite a los Spurs, en San Antonio, a las 21hs.

Por su parte, Oklahoma (42-28) acumuló su segunda derrota en fila y no pudo aprovechar la caída de Portland (42-27) para hacerse con el cuarto lugar del oeste. El equipo intentará recuperarse el lunes, cuando reciba al Miami Heat desde las 21hs.