Anuncios

El Oklahoma City Thunder ascendió al entrenador de la G-League para ocupar el puesto de Billy Donovan.

La única franquicia que no tenía entrenador lo terminó de confirmar este miércoles por la mañana. El Oklahoma City Thunder desistió de contratar a alguien ajeno a la franquicia y ascendió a Mark Daigneault.

La noticia fue confirmada por el periodista Adrian Wojnarowski, de la cadena ESPN. El medio no reportó si el nuevo entrenador firmará un nuevo vínculo, pero sí que tomará el espacio que dejó libre Billy Donovan, quien dejó la franquicia para sumarse a los Chicago Bulls.

Daigneault, que apenas tiene 35 años, estará al frente de una franquicia para la cual trabajó en los últimos seis años. El nuevo entrenador se desempeñó como entrenador del Oklahoma City Blue desde agosto del 2014, equipo con el que logró cuatro clasificaciones a los Playoffs y dos accesos a las semifinales de conferencia. Además, jugó un papel clave en la formación de jugadores como Alex Caruso (actual Lakers; 2016-17 con los Blue), Luguentz Dort, PJ Dozier (actual Nuggets; 2017-18 con los Blue) y Abdel Nader.

El oriundo de Oklahoma hizo sus estudios en la Universidad de Florida, donde se recibió como director deportivo. Pese a su corta edad, lleva casi 12 años de trabajo, con puestos anteriores a la NBA en College of Holy Cross (asistente por casi tres temporadas) y la misma Universidad de Florida, donde fue asistente por dos temporadas y otras dos trabajó como entrenador.

Su objetivo principal de cara a la 2020-21 será continuar desarrollando a un plantel que se prevee juvenil, pero que intentará seguir siendo competitivo.

El comunicado del Thunder

La noticia fue oficializada durante el mediodía del miércoles. Sam Presti, gerente general de la franquicia, señaló: “Mark ha sido un líder para nosotros desde su llegada. Sus valores pasan por el liderazgo, el continuo aprendizaje y ser alguien dispuesto a ayudar a nuestra organización tanto dentro como fuera de la cancha. La cantidad de tiempo que lleva como entrenador y las diversas experiencias lo hace alguien sumamente raro para su edad. El nos demostró que tiene la habilidad para empoderar tanto a los jugadores como a los integrantes del cuerpo técnico. Confiamos en que nos ayudarán a modernizar al grupo de trabajo dentro de la franquicia”.

En tanto, Daigneault añadió: “Esta oportunidad es realmente un honor. A lo largo de los seis años desarrollé un compromiso total con la organización, como también una preocupación por nuestra comunidad, a la que llamo hogar. Desde mi primer día, mis valores siempre han estado alineados con los de la organización, y los mantendré tanto dentro como fuera de la cancha. Quiero agradecer al señor Clayton Bennett (dueño), Sam (Presti) y a toda la organización por esta oportunidad.