Anuncios

Golden State le ganó a Minnesota por 117 a 107, de visitante, gracias a una excelente actuación de Stephen Curry (36 puntos y ocho triples). El base superó la marca de los 300 triples de la fase regular.

Foto: Getty Images.

Los Warriors dejaron atrás la caída en San Antonio y cerraron la gira de visitante de la mejor manera. Es que derrotaron a los Timberwolves para llevarse dos triunfos (Oklahoma) en los tres encuentros seguidos, fuera de casa.

Stephen Curry volvió a lograr un hito histórico en su carrera, al mismo tiempo que lideraba la ofensiva de la visita. Es que anotó más de 300 triples en lo que va de la campaña. Asimismo, el base se destacó encestando 22 de sus 36 tantos y cuatro de sus ocho aciertos detrás del arco en el último episodio.

Asimismo, Klay Thompson (28 unidades y cuatro) acompaño con su precisión con las ejecuciones desde el perímetro. Lo mismo hizo Jonas Jerebko (18 y tres), quien tuvo un buen ingreso desde el banco. En tanto, Kevin Durant (17, dos rebotes y nueve asistencias) y Draymond Green (cinco, 10, nueve y cuatro tapas) se encargaron de darle mayor eficacia y potencia al ataque del conjunto de la Bahía.

De esta manera, Golden State sostuvo el primer puesto del Oeste, con un récord de 48-22. Este jueves recibirá a Indiana a las 23.30. En cambio, Minnesota (32-39) visitará a Charlotte a las 20.