Anuncios

Nikola Jokic metió un doble forzado para darle a Denver un triunfo agónico sobre Dallas por 100 a 99, de local. Paul Millsap también fue determinante, anotando 33 puntos.

Foto: Getty Images.

Los Nuggets realizaron un excelente último cuarto para revertir la desventaja de 89-79 que sufrieron sobre el final del tercero. La clave estuvo en la aguerrida defensa que formaron en la pintura, con el fin de dejar a los Mavericks en apenas 10 tantos. Nikola Jokic (11, 14 rebotes y ocho asistencias) y Mason Plumlee (tres, 11 y dos) impusieron su fortaleza física en el terreno local.

Asimismo, la ofensiva del conjunto de Colorado fue más agresiva, gracias a la conducción de Jamal Murray (12 unidades, cinco tableros y siete pases gol) y la efectividad de Paul Millsap (33, ocho y tres). Esto lo llevó a pasar al frente por la mínima, a falta de un minuto para el cierre.

La visita amenazó con llevarse la victoria, de la mano de Luka Doncic. El armador esloveno volvió a deslumbrar a los espectadores, esta vez con una tremenda volcada sobre dos jugadores. Sus números finales fueron 24 puntos, 11 rebotes, dos robos y nueve asistencias.

Sin embargo, el referente del conjunto texano falló el tiro libre adicional, lo que le dio una esperanza más al dueño de casa. Y Jokic se encargó de concretarla, con un doble forzado sobre la chicharra.

De esta manera, Denver se mantuvo segundo en el Oeste, con un récord de 45-22. Este sábado recibirá a Indiana a las 22. Media hora más temprano, Dallas (27-41) se medirá con Cleveland, en el American Airlines Center.