Anuncios

San Antonio obtuvo un ajustado triunfo sobre Denver por 114 a 113, de local, y ganó su tercer partido al hilo. DeMar DeRozan (24) y LaMarcus Aldridge (22) combinaron 46 puntos.

Foto: Getty Images.

Los Spurs supieron dejar atrás la floja gira del rodeo (1-7), asegurando las oportunidades de recuperarse en el AT&T Center. En esta ocasión, el elenco dirigido por Gregg Popovich aguantó frente a unos Nuggets que no pudieron evitar una nueva racha negativa (tres caídas seguidas).

El dueño de casa llegó a sacar una diferencia de 98 a 60 en el último cuarto, gracias a un fluido movimiento de la pelota. DeMar DeRozan (24 unidades, seis tableros, siete pases gol y tres robos) y LaMarcus Aldridge (22 y nueve) lideraron los avances, mientras que Derrick White se aseguró de administrar el juego colectivo, sumando 11, cuatro, nueve y tres tapas.

La visita amenazó con arrebatar el triunfo, gracias a cinco triples que lo dejaron abajo por la mínima. Jamal Murray (25 puntos, seis anotaciones desde el perímetro, dos rebotes y ocho asistencias), Nikola Jokic (22, dos, 10 y seis) y Malik Beasley (15, dos, tres y tres) se esforzaron por revivir el encuentro, cuando parecía que el local había encaminado el resultado.

De hecho, Rudy Gay, pese a un buen desempeño (14 unidades, nueve tableros y dos bloqueos) le agregó más suspenso al final por haber fallado los dos tiros libres. De todos modos, el elenco dirigido por Gregg Popovich defendió la jugada decisiva para evitar un duro golpe, con el público a su favor.

Con este resultado, San Antonio cosechó su tercera victoria consecutiva y se ubicó séptimo en el Oeste (36-29). Este miércoles visitará a Atlanta a las 21.30. En cambio, Denver (42-21) se medirá con los Lakers este jueves a las 00.30 (luego del miércoles), en el Staples Center.