Anuncios

Denver venció de manera ajustada a New Orleans por 105 a 99, de visitante, y obtuvo su cuarto triunfo al hilo. Nikola Jokic volvió a completar un triple-doble: 20 puntos, trece rebotes y diez asistencias.

Foto: Getty Images.

Un nuevo capítulo de la novela de Anthony Davis se llevó a cabo en el Smoothie King Center. Es que los Pelicans borraron a su referente del video de presentación, el cual se suele proyectar en la previa al encuentro.

El elenco dirigido por Alvin Gentry se las ingenia para darle pelea a los mejores equipos en la liga, mientras busca un intercambio productivo por La Ceja. Es que llegó a pasar al frente en el marcador en varios pasajes del partido, de la mano de Jrue Holiday (22 tantos y seis pases gol) y Kendrich Williams (21 y cuatro triples).

Sin embargo, los Nuggets cuentan con un armador de juego letal, lo que los ayuda a mantenerse en el podio del Oeste durante la ausencia de Jamal Murray (esguince en el tobillo izquierdo). Nikola Jokic volvió a utilizar su inteligencia para abrir los espacios en la pintura y darle fluidez al movimiento del balón. Esto le permitió completar su octavo triple-doble en la temporada (20 unidades, trece tableros y diez asistencias), además de haber recuperado tres pelotas y bloqueado dos tiros.

En tanto, varios jóvenes acompañaron al pivote serbio en el afán de lograr la intensidad ofensiva. Ellos fueron Malik Beasley (22 puntos y cuatro anotaciones desde el perímetro) y Monte Morris (20 y tres).

De esta manera, Denver se sostiene en el segundo lugar de la Conferencia, con un récord de 35-15. Este sábado regresará al Pepsi Center para enfrentarse con Houston a la medianoche (después del viernes). En cambio, New Orleans (23-29) visitará el mismo día a San Antonio, pero a las 22.30