Anuncios

Los Nuggets dejaron atrás una diferencia de 15 puntos y vencieron 117-113 a los Kings en Sacramento para sumar su cuarto triunfo al hilo. Murray fue la figura, Jokic y Plumlee registraron dobles-dobles.

El base terminó con 36 puntos, siete rebotes y seis asistencias. Foto: Getty Images.

De a poco, Denver va recuperando a sus soldados, mientras sigue en la cima del oeste. Producto de las varias lesiones sufridas durante el primer tramo de la temporada, Michael Malone mantiene como titulares a los que considera suplentes (Torrey Craig, Juancho Hernangómez y Mason Plumlee) para llevar de a poco a los que retornaron.

A pesar de esto, el equipo se las ingenia para ganar, inclusive en momentos de presión, como sucedió este jueves por la noche. El líder del oeste tuvo varios problemas en la primera mitad ante un Sacramento (19-19) que demostró un buen nivel, pero remontó un déficit de 15 puntos para imponerse 117-113 y así sumar su cuarto triunfo consecutivo, el 25° de la temporada (25-11).

El local ratificó su gran crecimiento en la base juvenil en los primeros 24 minutos, cuando dominó a su rival a partir de constancia ofensivo (56,3% de campo) y ocho triples en 18 intentos. Bjelica (17-6-3) y Hield (29) clavaron dos cada uno para cerrar el tramo con 12 unidades, mientras que Bogdanovic (14) aportó 11. Del otro lado, a Denver le costó meter la pelota en el aro de forma seguida, aunque Jokic (26 puntos, 13 rebotes y seis asistencias) sumó 19 para mantener a su equipo en partido (66-53).

Sin embargo, la historia cambió en el tercer cuarto, cuando la visita no le permitió a su contrincante clavar un sólo triple y lo obligó a tener que atacar el aro, con Willie Cauley-Stein (13-6-3) como máximo productor. Esto se logró a partir del gran marcaje externo de Jamal Murray, quien frenó a Fox y elevó el marcaje de Juancho y Craig. A la par, el base clavó 17 de sus 36 puntos (también sumó siete rebotes y seis asistencias) en el tramo para ser el gran causante de la igualada en 84.

Si bien el cierre se dio muy parejo, Denver mantuvo un plus en Murray. El armador clavó cuatro triples, dos en el último minuto, para sumar 17 tantos en el tramo. Producto de su gran nivel ofensivo, el resto del equipo se dedicó a generarle espacios, complementarlo en defensa y atacar la pintura. Hield intentó responder con tres triples, mientras que Fox sumó a partir de su velocidad, pero la paridad fue imposible de alcanzar y el visitante festejó el 117-113.

Ambos equipos volverán a jugar el sábado. Los Nuggets recibirán a los Hornets en Denver desde las 19hs, mientras que los Kings se medirán con los Warriors en casa, a la medianoche.