Anuncios

El alero anotó 31 puntos para posicionarse cuarto en la tabla de máximos anotadores de la historia de la NBA en la misma noche que su equipo cayó en el Staples Center por 115-99.

Por Fernando Torok

Foto: Getty Images.

Las vacaciones llegarán más temprano que tarde para Los Ángeles Lakers. La caída de este miércoles ante Denver por 115-99 bajó al equipo de Luke Walton al decimoprimer lugar del oeste (30-35) y dejó al conjunto californiano a una diferencia de siete triunfos de los Playoffs, cuando quedan 18 por jugar. Si bien matemáticamente tiene chances, inclusive si logra gestar el milagro, sólo será una formalidad antes de ser eliminado en la primera ronda.

LeBron es una leyenda

En este contexto triste y oscuro para una de las grandes franquicias de la historia de la NBA, LeBron volvió a hacer historia. El alero fue, nuevamente, la cara de la rebeldía en el dueño de casa y sumó 31 puntos, siete rebotes y siete asistencias. La ausencia de los jóvenes más destacados mantuvo al equipo lejos del triunfo, pero El Rey (32.293) superó a Michael Jordan  (33.643) en la tabla histórica de anotadores en la NBA. Así, Kobe Bryant (33.643), Karl Malone (36.928) y Kareem Abdul-Jabbar (38.387) sólo lo separan de la cima.

A partir de este hito, LeBron superó a Jordan en casi todos los ‘rubros positivos’ que se podrían comparar a través de rendimientos personales siendo el de ‘robos’ (2514 contra 1931) el único a favor del ex Chicago, aunque también necesitó de más partidos para lograrlo (1190-1072). Por otro lado, Jordan tiene tres títulos más, cinco MVP de fase regular y seis de MVP en finales.

Para este humilde autor, la discusión por el mejor jugador de la historia está lejos de existir: Jordan fue, es y será mejor jugador que LeBron, manteniéndolo en la cima, a pesar de no ser el líder histórico en todo rubro estadístico en la NBA. Sin embargo, sería un error desacreditar por esto lo que hizo el ex Cleveland. James logró establecer una comparación, cuanto menos efímera, con el mejor jugador de todos los tiempos y con una buena cantidad de recursos. Eso lo hace una leyenda.

El triunfo de los Nuggets

Foto: Getty Images.

Por el lado de lo ocurrido en el Staples Center, el partido plasmó la notable diferencia entre un equipo y otro durante toda la temporada. El conjunto dirigido por Michael Malone reconoció a James, pero también aprovechó la ausencia de varios de los mejores jugadores actuales de los Lakers para abrir el partido con un parcial de 43-25 que lo mantuvo siempre al frente.

Nikola Jokic marcó el camino hacia una nueva victoria (43-21) al controlar a JaVale McGee (16) y acabar con 12 puntos, 17 rebotes, ocho asistencias y tres robos. Además, Will Barton encajó cinco triples para ser el máximo anotador de la visita con 23 tantos, mientras que Jamal Murray (19-8-4), Gary Harris (19-6-4) y Paul Millsap (16 unidades y ocho rebotes –siete ofensivos-) también cumplieron papeles destacados.

Denver tendrá la chance de arrebatarle el liderazgo del oeste a Golden State el próximo viernes, cuando se enfrenten desde las 22:30 en Estados Unidos, 00:30 del sábado en Argentina (va por ESPN).

Por su parte, el cuadro angelino tendrá como próximo compromiso un nuevo clásico ante Boston Celtics. El mismo será el sábado a las 22:30 y será transmitido por ESPN.