Anuncios

El equipo de Michael Malone cayó por 95-90 ante Washington y le permitió al último campeón tomar una ventaja de un partido (además de contar con el desempate en su favor).

Troy Brown clavó cinco triples y fue la figura del partido. Foto: Getty Images.

Denver fue sorprendido en la noche de este domingo. El equipo de Michael Malone debía ganar para no perderle pisada a Golden State, que se aseguró el título divisional Pacífico en la jornada tras su victoria sobre Charlotte, pero no pudo con un Washington que supo aprovechar sus chances para dar la sorpresa de visitante por 95-90.

El local tuvo un ritmo frenético en el primer cuarto y parecía estar destinado a tener una noche tranquila. De la mano del par interno formado por Nikola Jokic (23 puntos, 14 rebotes y cuatro asistencias) y Paul Millsap (13-16-3), el dueño de casa llegó a tomar una ventaja máxima de 15 unidades antes de cerrar el parcial con un favorable 34-23.

Sin embargo, cuando al dueño de casa le tocó rotar, mantuvo su efectividad en ataque, aunque no su fortaleza en defensa. La salida del dúo pívot le permitió al par integrado por Thomas Bryant (20 y 14) y Jabari Parker (20) sumar en la pintura, mientras que Troy Brown Jr (24 y 7) aprovechó los espacios que generaron estas penetraciones para conectar sus dos intentos desde lejos en el tramo. De esta manera, achicó a un 62-53 con el que fueron al descanso.

Lo que nadie esperaba era lo que pasó a la vuelta de los vestuarios. Washington aprovechó el flojo momento del dueño de casa y tuvo su mejor pasaje defensivo en la temporada. La visita apenas cedió diez puntos en la docena de minutos, dándole la chance también de facturar de contra gracias a su juego versátil. Brown volvió a conectar dos bombazos desde lejos para liderar el camino de un 22-10 que le dio al conjunto capitalino la oportunidad de pasar al frente con un 75-72 en el marcador.

Desde entonces, el juego fue parejo hasta el final. El local llegó a retomar la ventaja a falta de diez minutos para el cierre, cuando Morris y Beasley clavaron triples en jugadas consecutivas para la ventaja de tres unidades (82-79). Pero, en su mejor momento ofensivo, el conjunto de Colorado entró en una sequía ofensiva y le dio al conjunto capitalino la chance de recuperarse, la cual aprovechó de la mano de Brown-Beal. Ya con el marcador en su favor, Washington supo establecer su defensa para evitar que el equipo de Malone, sin Jokic (expulsado por dos faltas técnicas) y con un impreciso Millsap, pueda festejar en casa.

Los Nuggets volverán a jugar en la noche del martes, cuando visiten a los Warriors desde las 23:30. Por su parte, los Wizards tendrán descanso hasta el miércoles, jornada en la que recibirán a los Bulls a las 20hs.