Anuncios

Denver se aprovechó de las ausencias de Jimmy Butler y Joel Embiid, venciendo a Philadelphia por 126 a 110, de local. Nikola Jokic volvió de la suspensión con un triple-doble: 32 puntos, 18 rebotes y diez asistencias.

Foto: Getty Images.

Tuvo que cumplir un día de suspensión, sin recibir dinero, por haber salido del banco en el altercado que se dio en el partido del miércoles, entre Mason Plumlee y Derrick Favors. Sin embargo, Nikola Jokic supo llevar adelante la situación, descansando en el juego del viernes contra Phoenix y regresando para un enfrentamiento clave frente a los Sixers.

Es verdad que no estuvo presente Jimmy Butler (esguince en la muñeca derecha), ni Joel Embiid (descanso). Pero el pivote serbio realizó otro increíble desempeño, gracias a su versatilidad, fortaleza física en la pintura y visión de juego. Esto le permitió completar el 11° doble-doble de la temporada (32 unidades, 18 tableros y diez pases gol).

Además, Jokic contó con buena compañía en ataque. Es que cinco jugadores más superaron la marca de los diez puntos: Mason Plumlee (17, seis rebotes y cuatro asistencias), Will Barton (16 y cuatro), Torrey Craig (quince y seis), Malik Beasley (catorce) y Monte Morris (diez).

Con este resultado, Denver se mantuvo como escolta de Golden State, con un récord de 33-15. Este lunes visitará a Memphis a las 22, En cambio, Philadelphia (32-18) visitará este miércoles a los Lakers a las 00.30 (después del martes).