Toronto aprovechó la extraña situación de Durant y festejó en Brooklyn

Uno de los juegos más impredecibles de la temporada sucedió este viernes por la noche. Toronto Raptors aprovechó una confusa situación para vencer a los Nets, en Brooklyn, por 123-117.

La insólita situación de Kevin Durant y el protocolo de COVID-19

Kevin Durant no pudo terminar el partido por el protocolo de COVID-19.
Foto: Getty Images.

El COVID-19 dejó varias situaciones insólitas en la NBA, pero ninguna como la que sucedió este viernes por la noche con Kevin Durant.

El alero de los Brooklyn Nets estaba en duda de cara al juego frente a los Toronto Raptors ya que había estado en contacto con una persona cuyo examen de COVID-19 fue inconcluso. A raíz de su duda, Bruce Brown apareció como titular junto a Irving, Harden, Harris y DeAndre Jordan. Todo parecía indicar que no podría aparecer en el primero de los dos juegos del back-to-back.

Tras los minutos del encuentro, todavía en el primer cuarto, Durantula apareció en el parqué del Barclays Center y rápidamente Steve Nash lo envió a la cancha. Brooklyn había tenido un flojo arranque en el costado defensivo, dejando que su rival se escape a una diferencia máxima de 15 puntos.

La aparición del ex Thunder generó un cambio en la ofensiva local. Brooklyn aprovechó su figura no sólo para complementar el goleo, sino también para sacar rédito de la atracción que genera en la defensa rival. Alrededor de su figura, forjó un segundo cuarto plagado de triples, con Joe Harris (19) y Landry Shamet (12) a la cabeza. El local encajó siete bombazos para un parcial de 40-33 que achicó el margen a un 67-63 a la hora de ir a los vestuarios.

El dueño de casa abrió el tercer período con una racha de 7-2 para pasar al frente, pero se despidió de Durant. El alero cometió una supuesta quinta falta que fue pitada por la terna arbitral. Nash desafió el cobro cuando el alero fue a la cancha y acertó en la discusión. No obstante, esto tuvo poco valor para lo que restó de la noche.

Mientras Durant esperaba por la decisión de los árbitros, un integrante del cuerpo profesional de los Nets se acercó a él. Le dijo que la persona con la que había estado en contacto había dado positivo de COVID-19. Así, debía retirarse del juego para respetar el protocolo sanitario.

La situación abrió una gran cantidad de interrogantes: ¿por qué Durant pudo jugar? ¿Por qué no se esperó al resultado de ese examen antes que el alero pueda aparecer en la cancha? ¿Si Durant ya había entrado al parqué y había estado en contacto con el resto de los jugadores, por qué tuvo que retirarse de la cancha? 

El episodio confuso abrirá una gran crítica sobre una NBA que está buscando realizar un Juego de las Estrellas en Atlanta, mientras no puede controlar la situación para garantizar la seguridad de sus jugadores. Una mancha que quedará marcada en la carrera de Kevin Durant, quien no pudo sumar 10 puntos por primera vez después de 562 partidos de fase regular.

El comunicado de la NBA sobre la situación de Kevin Durant y el manejo del protocolo

«Kevin Durant dio negativo en tres ocasiones durante las últimas 24 horas, incluyendo dos pruebas de PCR este viernes. Sin embargo, una persona con la que él interactuó durante esta tarde tuvo un examen inconcluso cuyo resultado se conoció minutos antes del inicio del partido. Durant fue mantenido fuera del partido durante la revisión de ese examen.

Bajo el protocolo de seguridad e higiene de la liga, no requerimos que un jugador se mantenga en cuarentena tras interactuar con una persona a menos que su examen de COVID-19 haya dado positivo. Durante el partido, esa persona dio positivo de COVID-19. Una vez que este caso positivo se confirmó, con el objetivo de tener una gran precaución, Durant fue removido de la conclusión del partido. La liga hará más pruebas para determinar si Durant mantuvo un contacto estrecho y si él tuvo contacto con otros integrantes».

La conclusión del partido

Bajo esta atmósfera confusa, el partido concluyó como se esperaba. Brooklyn bajó el nivel, como también volvió a evidenciar una gran falencia en el costado defensivo. El equipo de Nick Nurse apretó el acelerador, expuso las deficiencias de su rival en la pintura y se impuso por 123-117.

Pascal Siakam fue la figura del encuentro con 33 puntos, 11 rebotes, seis asistencias y tres robos en 38 minutos. Por su parte, Kyle Lowry aportó 30 tantos (18 provenientes de seis triples), siete asistencias, cinco rebotes y dos robos. Además, hubo dobles dígitos de Norman Powell (18), Chris Boucher (17) y Fred VanVleet (11).

Pese a la derrota, Brooklyn tuvo a siete jugadores con doble dígito. James Harden fue el más destacado del local con 17 puntos, 12 asistencias y siete rebotes. No obstante, el equipo de Steve Nash padeció la extraña situación y no pudo evitar la derrota.

El resumen del partido

Próximos partidos

Brooklyn Nets: vs Philadelphia 76ers, el sábado 6/2 a las 22hs de Argentina. El juego podrá ser visto a través del NBA League Pass.

Toronto Raptors: vs Atlanta Hawks, el sábado 6/2 a las 22hs de Argentina. El juego podrá ser visto a través del NBA League Pass.

1 thought on “Toronto aprovechó la extraña situación de Durant y festejó en Brooklyn