Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Así es la camiseta fiesta en la previa de la temporada 2020-21 de la NBA.

Previa NBA 2020-21: San Antonio Spurs – La temporada de las incógnitas

Plantel

Este es el equipo de los San Antonio Spurs en la previa de la temporada 2020-21 de la NBA.

Bases: Dejounte Murray, Patty Mills y Tre Jones.
Escoltas: Derrick White, Lonnie Walker IV y Devin Vassell.
Aleros: DeMar DeRozan, Rudy Gay y Keldon Johnson.
Ala-pivotes: LaMarcus Aldridge, Trey Lyles y Luka Samanic.
Pivotes: Jakob Poeltl, Drew Eubanks y Tyler Zeller.
Two-way: Quinndary Weatherspoon y Keita Bates-Diop.
Entrenador: Gregg Popovich.

Posible rotación

DeRozan y Aldridge, los líderes de los Spurs en la previa de la temporada 2020-21.
Foto: USA Today Sports.

Quinteto inicial: Dejounte Murray, Derrick White, DeMar DeRozan, LaMarcus Aldridge y Jakob Poeltl.
Suplentes principales: Patty Mills, Lonnie Walker IV, Keldon Johnson, Rudy Gay y Drew Eubanks.
Tercera unidad: Tre Jones, Devin Vassell, Trey Lyles, Luka Samanic y Tyler Zeller.

Análisis de los Spurs

Lonnie Walker IV podría ser un jugador clave para los Spurs. Previa NBA 2020-21.
Foto: Getty Images.

La temporada 2019-20 marcó un antes y un después en la NBA. San Antonio quedó fuera de los Playoffs por primera vez después de 22 apariciones consecutivas. La marca es, junto a la de Philadelphia 76ers (1950-1971), la más larga de la historia en la liga. Además, el conjunto tuvo el valor agregado de ganar sus cinco títulos en el camino (el de Pensilvania ganó dos); mientras que lo hizo siempre en la misma ciudad. La otra franquicia tuvo un primer lapso en Syracuse (1950-63) y el otro en Philadelphia (1963-71).

El equipo texano quedó fuera de la postemporada principalmente por la falta de constancia. San Antonio sumó triunfos claves ante equipos como Utah (3-1), Houston (2-1), Milwaukee (1-1), Boston (1-1), Toronto (1-1), Miami (1-1), Memphis (2-2), New Orleans (2-0), Oklahoma (2-2) y Phoenix (2-1); pero también tuvo derrotas inesperadas ante Atlanta (0-2), Cleveland (0-2), Detroit (1-1), Minnesota (0-2) y Washington (1-1). Esa falencia generó el 32-39 que lo dejó en el 10° puesto del oeste, a tan sólo tres victorias del octavo, Portland Trail Blazers.

Ese problema se justificó a la hora de la defensa. San Antonio contó con una ofensiva Top 10 (8° en anotación; 9° en eficacia ofensiva), pero fue el quinto peor a la hora del marcaje, recibiendo 115,2 puntos por noche. La franquicia sintió la falta de goleo exterior por el sistema de juego de media distancia de Popovich, apostó por Forbes para el quinteto inicial, por Belinelli para la segunda unidad y ambos acabaron siendo los peores con un mínimo de 800 minutos en la 2019-20.

Justamente esas fueron dos de las tres bajas que San Antonio tuvo en la previa de esta temporada 2020-21 de la NBA. Forbes optó por seguir su carrera en los Milwaukee Bucks. En tanto, Marco Belinelli, que ya no tenía lugar dentro de la rotación, decidió partir a Italia para volver al Virtus Bologna. El jugador que tampoco siguió fue Chimezie Metu, quien fue cortado y optó por seguir su trayectoria en los Sacramento Kings.

El próximo punto a saldar será el del goleo exterior, lo que favorecerá el spacing. La segunda unidad presentará como tirador a Lonnie Walker IV, quien elevó notablemente su volumen de tiro en la burbuja. El jugador tomó 30 tiros entre los ocho juegos disputados y capitalizó 12 de ellos, lo que da una efectividad del 40%. En tanto, el tándem de Dejounte Murray y, sobre todo, Derrick White, será el encargado de hacerlo en la primera unidad para complementar el goleo medio e interior de DeRozan.

El objetivo: Competir y volver a los Playoffs

Foto: AP.

San Antonio es un equipo que jamás puede ser descartado para la postemporada, inclusive cuando tiene todo en contra. La temporada 2019-20 marcó el final de una época, pero también disputó tres juegos menos que Portland. ¿Hubiese accedido a la siguiente instancia si no hubiese sucedido el COVID-19? Una pregunta que rápidamente debe desaparecer de la cabeza para enfocarse en lo que viene.

La realidad indica que hay al menos ocho equipos mejores posicionados que el conjunto texano. Los dos angelinos, Denver, Utah, Houston, Dallas, Golden State y Portland tienen más material. Pensando en el Play-in, el acceso también estará complicado a partir de las mejoras de Phoenix y Minnesota, como también de la continuidad de Memphis y New Orleans.

En definitiva, San Antonio no sólo es proyectado fuera de los Playoffs, sino que también entre los tres peores del oeste junto a Sacramento y Oklahoma. Sin embargo, como ya es común durante la era de Gregg Popovich, el equipo no se entregará desde el principio y apostará a competir por una plaza entre los mejores de la conferencia.

El correr de la temporada dirá cuál es el camino a seguir. La franquicia tendrá a los veteranos Mills, DeRozan, Gay, Aldridge y Lyles con contratos expiring, aunque no suele realizar traspasos en el medio de la temporada. Retener al australiano será una prioridad, mientras que el objetivo para el resto es convencerlos desde los resultados.

No será una temporada fácil, pero este equipo tiene el material para volver a dar una sorpresa y meterse en la fiesta de los Playoffs.