Previa NBA 2020-21 – Oklahoma City Thunder: El equipo del futuro

Previa NBA 2020-21 – Oklahoma City Thunder: El equipo del futuro

El Thunder sumó una gran colección de picks de primera ronda en la agencia libre. No peleará por los Playoffs, pero tendrá la chance de desarrollar su base juvenil.

Plantel

Shai Gilgeous-Alexander, la estrella del Thunder en la previa de la temporada 2020-21 de la NBA.
Foto: Getty Images.

Este es el roster del Oklahoma City Thunder en la previa de la temporada 2020-21 de la NBA.

Bases: George Hill, Theo Maledon, Frank Jackson y Ty Jerome.
Escoltas: Shai Gilgeous-Alexander, Luguentz Dort, Hamidou Diallo y Darius Miller.
Aleros: Trevor Ariza, Justin Jackson y Kenrich Williams.
Ala-pivotes: Darius Bazley, Aleksej Pokusevski e Isaiah Roby.
Pivotes: Al Horford y Mike Muscala.
Two-way: Josh Hall y Moses Brown.
Entrenador: Mark Daigneault.

Posible rotación

Titulares: Shai Gilgeous-Alexander, Luguentz Dort, Trevor Ariza, Darius Bazley y Al Horford.
Suplentes principales: George Hill, Hamidou Diallo, Darius Miller, Aleksej Pokusevski y Mike Muscala.
Tercera unidad: Frank Jackson, Ty Jerome, Justin Jackson, Kenrich Williams e Isaiah Roby.

Picks y más picks

El Oklahoma City Thunder venía de ser la mayor sorpresa de la temporada 2020-21. La franquicia pasó de desarmar el tándem Westbrook-George para sumar elecciones de Draft, y compitió gracias a los veteranos que llegaron a la franquicia.

Chris Paul pasó de tener un mal contrato a volver a ser considerado uno de los mejores bases de la liga. Danilo Gallinari se mostró como una opción irresistible por su buen goleo exterior. Dennis Schröder potenció su juego, mostrándose como un buen jugador sin balón y como un buen tirador. Mientras que Adams, Roberson (que volvió a jugar después de dos años) y Muscala también formaron parte del acompañamiento a la base juvenil.

La buena apuesta llevó al equipo a una inesperada primera ronda de los Playoffs, que podría haber sido una semifinal de conferencia si eliminaba a Houston Rockets en el séptimo juego. El equipo de Billy Donovan no tuvo la efectividad que demostró en la fase regular, mientras que sufrió altibajos propios de la inexperiencia de sus jóvenes.

Sin embargo, la inversión sirvió para lo que el gerente general, Sam Presti, quería hacer realmente. El directivo formó un equipo competitivo que refrescó la visión general sobre sus veteranos y luego tomó el rumbo de reconstrucción, lo que realmente se esperaba del Thunder. La franquicia acumuló 16 elecciones de primera ronda entre el Draft 2021 y el del 2027, mientras que sumó una interminable cantidad de contratos de un año.

En pocas palabras, Oklahoma sumó 16 picks de primera ronda, tiene 11 jugadores asegurados para la 20-21 y apenas 60 millones de dólares invertidos entre ellos. Así, de cara a una agencia libre que promete ser histórica, tendrá la chance de ofrecer dos contratos máximos.

Por esto, la franquicia también dejó ir a Billy Donovan y apostó por Mark Daigneault, el ex entrenador del equipo de la G-League. El headcoach de 35 años lleva seis años en la NBA (además de otros siete en NCAA), con una clara tendencia al desarrollo de jugadores. Su meta pasará por presentar al equipo más competitivo posible, buscando potenciar a los mejores proyectos.

El objetivo: Forjar una identidad

El objetivo inequívoco del Thunder es formar a los jóvenes, principalmente a Gilgeous-Alexander, Dort, Bazley y Pokusevski. También existe la posibilidad que haya sorpresas por parte de Frank Jackson y Kenrich Willams.

Sin embargo, para lograr que un equipo juvenil pueda desarrollarse, también es importante desarrollar una identidad. El tridente de Sacramento, Phoenix (sin incluir la última temporada) y Chicago ya demostró que no alcanza con juntar jugadores jóvenes, sino que también es importante tener un sistema que los potencie alrededor de ellos.

Esa cultura de trabajo es lo que lleva a los mercados chicos a poder competir en la NBA. Los casos de San Antonio (con Popovich), Memphis (primero grit-and-grind; luego lo que mostró en la última temporada) y, por más que suena contradictorio, Phoenix (el trabajo de Monty Williams) serán los espejos sobre los que se centrará el Thunder.

Esta identidad permitirá que los jóvenes se sientan acompañados por los veteranos y den el máximo de su potencial. A su vez, esto favorece la imagen de la franquicia –que tiene el punto favorable de no estar golpeada- y genera una atracción para las estrellas.

En definitiva, Oklahoma intentará conquistar a la liga a partir de sus jóvenes y sabiendo que necesita estrellas para poder meterse en la élite de la NBA. La gerencia hizo un excelente trabajo, pese a que los resultados no serán visibles en julio del 2021.

Compartir

3 comentarios en «Previa NBA 2020-21 – Oklahoma City Thunder: El equipo del futuro»