Pau Gasol seguirá su carrera en el Barcelona

Pau Gasol acordó un contrato por lo que resta de la temporada con la institución blaugrana. Lo hará con vistas a poder decir presente en los Juegos Olímpicos.

La duda estaba en si iba a volver a la NBA o si definitivamente se iba a quedar en España. Pero había algo seguro: Pau Gasol no se iba a retirar sin poder decir presente en un nuevo Juego Olímpico. El ala-pivote ya tiene todos los títulos importantes. Pero lo único que lo motiva es tener una chance, por más mínima que sea, de conseguir la medalla de oro que tanto le falta España.

Tal es así que decidió jugar gratis por lo que resta de la temporada. Así es, uno de los interiores más dominantes que tuvo el viejo continente en su historia decidió no cobrar dinero sólo con el objetivo de poder estar en forma para los Juegos Olímpicos.

Si bien Estados Unidos le ofrecía la chance de chocar constantemente con los mejores del mundo, Gasol se inclinó por el Barcelona. Tendrá una menor carga en el día a día, como también llegará más oxigenado para los Juegos Olímpicos. El evento comenzará el viernes 23 de julio, mientras que las finales de la NBA tendrán su séptimo juego de las finales en la jornada del jueves 22. 

Esto parece marcar el final de su paso por la NBA. Pau cumplirá 41 años el 6 de julio y no se espera que vuelva a la máxima competencia de equipos para la temporada 2021-22. De ser así, este será el punto final de una carrera de 18 años que lo tuvo en la cresta de la ola y como uno de los jugadores más dominantes que se vio.

Memphis Grizzlies

Pau Gasol arrancó su paso NBA por Memphis.

El catalán llegó a la NBA a través del Draft 2001, cuando fue electo con la tercera posición por los Atlanta Hawks. Por ese entonces, Gasol fue el no estadounidense seleccionado más alto ya que Hakeem Olajuwon (1 del 1984) se nacionalizó en su etapa universitaria. El español recaló en esa misma noche a los Memphis Grizzlies a cambio de Lorenzen Wright y Brevin Knight.

Su poderío se sintió desde el día 1. Gasol fue el novato más destacado con promedios de 17,6 puntos, 8,9 rebotes, 2,7 asistencias y 2,1 tapas, además que fue el único en decir presente en cada uno de los 82 partidos de la fase regular. El trabajo le dio el premio al novato del año (Rookie of the Year); además de la lógica inclusión en el quinteto ideal de debutantes.

El español jugó ocho años en Memphis, donde estableció las bases del juego que posteriormente sería conocido como el grit-and-grind. El europeo era un trabajador incansable en ambos lados de la cancha, letal en su pintura por capacidad para anotar, rebotear, tapar y también sacar la pelota al perímetro para un posterior lanzamiento. Fue el líder de un equipo que hizo su primera aparición en los Playoffs del 2004, que tuvo tres presentaciones consecutivas en la postemporada y se volvió el primer jugador español como también de la franquicia en la historia en decir presente en un Juego de las Estrellas (2006).

Los Ángeles Lakers

Pau Gasol fue campeón en dos oportunidades.

El punto más alto de su carrera llegó en Los Ángeles. El 1 de febrero del 2008 fue traspasado a los Lakers en un movimiento que incluyó los derechos de Draft de su hermano, Marc Gasol (48° del Draft 2017). El traspaso también incluyó a Kwame Brown, Javaris Crittenton, Aaron McKie y las primeras elecciones del Draft 2008 y 2010. Un movimiento que le dio a Kobe Bryant la chance de volver a sumar un título en la franquicia tras la salida de Shaquille O’Neal.

Gasol no será recordado como Shaq, pero era un interior tan dominante para su época como O’Neal. El español no tenía la capacidad atlética de la leyenda. Sin embargo, contaba con un recurso de lanzamiento de media y larga distancia que generó grandes problemas en las defensas rivales.

Luego de una primera (mitad de) temporada en la que los Lakers perdieron las finales ante los Celtics, Pau se asentó y tuvo la chance de ser campeón junto a Black Mamba. La dupla lideró las conquistas del 2009 (Orlando Magic) y 2010 (Boston Celtics). Su mejor fase regular con el combinado angelino se dio en la 2010-11 en la que promedió 18,8 puntos, 10,2 rebotes, 3,3 asistencias y 1,6 tapas en 37 minutos. Lamentablemente, luego de una complicada victoria sobre el Thunder en la primera ronda, Dallas marginó al equipo de los Playoffs.

El resto del camino estuvo marcado por el naufragio de una franquicia angelina que fichó a Chris Paul, pero luego el traspaso fue vetado; la formación de un Big 4 que no funcionó junto a Steve Nash y Dwight Howard; las lesiones de Kobe Bryant y el caos dirigencial de la franquicia tras la muerte del dueño Jerry Buss en febrero del 2013.

Post Lakers

Gasol jugó tres años en los Spurs.

Luego de su gran paso por los Lakers, Gasol tuvo cinco temporadas en la que representó a tres equipos. Chicago Bulls le dio la chance de volver a estar en un equipo competitivo, pero a la franquicia le faltó muy poco para poder bajar a los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Se sumó a los Spurs desde 2016 ya que estaba atraído por su idea de juego. El español parecía llegar como el jugador capaz de reemplazar a Duncan tras su retiro. Su aporte no fue malo, pero fue cayendo a partir de sus molestias físicas. A la par, San Antonio se topó con un muro en Oakland ya que Golden State dominaba con Curry, Thompson, Iguodala, Durant y Green. Así, no pudo sumar un nuevo anillo.

El resto del camino lo tuvo en dos franquicias de paso casi silencioso. Fue traspasado a Milwaukee Bucks a mitad de la 2018-19, donde jugó seis partidos antes de padecer una fractura en su pie derecho. Luego del final de la campaña, firmó para Portland Trail Blazers, pero no llegó a debutar por una fractura por estrés en su pie izquierdo.

Desde entonces, Gasol espera su oportunidad de poder volver a las canchas. Podrá jugar la Liga Endesa y la Euroliga junto al club blaugrana. Todo con los ojos puestos en representar de la mejor manera España en Tokio, donde buscará su tercera medalla olímpica (plata en Beijing 2008 y Londres 2012; bronce en Río 2016).