Anuncios

San Antonio aprovechó su localía, venció 132-119 a Washington y ganó los dos juegos que jugó de forma consecutiva. LaMarcus Aldridge terminó con 30 puntos, nueve rebotes y seis asistencias.

Bertans clavó cinco triples y sumó 21 puntos. Foto: Getty Images.

La carrera para clasificar a los Playoffs será dura hasta el final. Por eso, fue muy importante lo que logró San Antonio durante este fin de semana. El equipo de Gregg Popovich supo vencer de forma consecutiva a New Orleans, como visitante, y Washington (132-117), en casa, para llegar a una marca de 29-22 y alejarse de Los Ángeles Lakers (25-24), el noveno de la conferencia.

Más allá de un duro segundo cuarto, en el que la visita se impuso por 43-34, el dominio siempre fue del dueño de casa, principalmente a partir del trabajo interno de LaMarcus Aldridge. El ex Portland fue la figura del encuentro con 30 puntos, nueve rebotes y seis asistencias, mientras que tuvo a Davis Bertans (21, autor de cinco triples) como principal secuaz. También se destacaron Derrick White (16), Bryn Forbes (16), Patty Mills (15), Marco Belinelli (13) y Rudy Gay (11-6-4).

La visita volvió a pagar caro las significativas ausencias de John Wall y Dwight Howard. Nuevamente encontró en el checo Tomas Satoransky (21-9-8) a su mejor carta en el juego, mientras que Bradley Beal (21-4-7) ratificó su buen momento, pero estuvo lejos de incomodar a un rival que llegó a gozar de una ventaja máxima de 21 puntos. Por su parte, Thomas Bryant acabó con un doble-doble (15 tantos y 10 rebotes).

El conjunto texano volverá a jugar el martes por la noche, cuando reciba a Phoenix Suns desde las 22:30. Por su parte, Washington también actuará en dicha jornada, cuando visite a los Cavaliers en Cleveland a las 21hs.