Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Los quintetos de cada conferencia: Semana 3

Conferencia del Este

Base: Kemba Walker (Boston Celtics)

Foto: Boston Celtics.

Promedios de la semana:
21,6 puntos
5,0 rebotes
5,6 asistencias
1,0 robos
1,0 tapas

El equipo Celta no tuvo problemas para registrar una semana perfecta y, en gran medida, esto se debió gracias al base. El armador brilló en los tres partidos, incluyendo en su regreso a Charlotte por primera vez tras el traspaso. Además registró 26 puntos, siete asistencias y seis rebotes, junto a una valoración de +21, para ser una de las cartas claves en el festejo sabatino en San Antonio.

 

Escolta: Jimmy Butler (Miami Heat)

Foto: USA Today.

Promedios de la semana:
24,0 puntos
6,0 rebotes
3,6 asistencias
1,3 robos

Después de tener una segunda semana plagada de victorias, el equipo de Florida pudo ganar tan sólo una de sus tres presentaciones de local, recibiendo palizas por parte de los Nuggets y los Lakers. Sin embargo, a pesar de las dos derrotas, el alero tuvo rendimientos muy positivos, además de ser una de las máximas figuras en el único festejo del tramo, ante Phoenix (34 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias).

 

Alero: Gordon Hayward (Boston Celtics)

Foto: SB Nation.

Promedios de la semana:
22,6 puntos
6,3 rebotes
5,0 asistencias

A la espera de noticias por su tiempo de recuperación producto de una fractura en la muñeca izquierda, el ex Utah Jazz tuvo una semana en la que demostró igualar aquel pico de rendimiento que había tenido en Salt Lake. Tuvo su venganza en Cleveland, aquella cancha en la que se había fracturado tibia y peroné, con 39 puntos, ocho rebotes y siete asistencias, mientras que asumió papeles muy positivos en los festejos en Charlotte y San Antonio.

 

Ala-Pivote: Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks)

Foto: Getty Images.

Promedios de la semana:
34,2 puntos
15,0 rebotes
5,5 asistencias
1,2 robos
1,2 tapas

Milwaukee ganó tres de los cuatro juegos que disputó a lo largo de la semana y siempre tuvo como constante al griego. El todo terreno acertó 8 de los 19 tiros externos que tomó en la semana, mostrando una mejora en el lanzamiento, algo que se le pedía a partir de su capacidad para generar impacto en prácticamente todo rubro. Si logra hacerlo de manera constante, es serio candidato a ser el mejor jugador de la liga.

 

Pivote: Pascal Siakam (Toronto Raptors)

Foto: Getty Images.

Promedios de la semana:
30,3 puntos
11,3 rebotes
4,3 asistencias
1,0 robos
1,0 tapas (metió las tres ante los Lakers)

El camerunés volvió a ser el gran líder de los Raptors en una semana dura, en la que ganaron todos juegos, incluyendo el del domingo ante Los Ángeles Lakers para propinarle su segunda caída del certamen. Su mejor noche fue en la victoria del viernes ante los Pelicans, equipo frente al cual registró 44 puntos (5/10 en triples) y 14 rebotes.

 

Entrenador: Brad Stevens (Boston Celtics)

Foto: Sporting News.

La salida de Kyrie Irving le devolvió la identidad al equipo de Masachussets, que cerró la semana en el medio de una racha de siete festejos de forma consecutiva y la mejor marca del este (7-1). Boston volvió a jugar de manera asociada tanto en ataque como defensa y es un serio candidato a terminar la fase regular como el mejor de la región.

Conferencia del oeste

Base: Damian Lillard (Portland Trail Blazers)

Foto: Diario AS.

Promedios de la semana:
37,3 puntos
5,6 rebotes
5,6 asistencias
1,3 robos

Portland tuvo un inicio de temporada lógico al de un equipo que tuvo muchos cambios de roles en el último mercado de pases. Sin embargo, mientras las cosas se van acomodando (este domingo cortó una racha de cuatro caídas consecutivas), la estrella está teniendo una temporada personal de ensueño en la que lleva mejores promedios que todos los que había registrado en otros años. A lo largo de esta semana anotó 60 puntos (su mejor marca) en la caída del viernes ante Brooklyn Nets, mientras que en el último juego sumó 30 tantos, siete rebotes y seis asistencias para poder festejar ante los Atlanta Hawks.

 

Escolta: James Harden (Houston Rockets)

Foto: Sky Sports.

Promedios de la semana:
40,6 puntos
9,3 asistencias
8,0 rebotes
2,3 robos
1,3 tapas

El estilo de Houston podrá gustar, o no, pero el nivel de La Barba continúa siendo irreal. El escolta (devenido a base para poder armar este quinteto) es el máximo anotador de la liga y registró dobles-dobles en los tres juegos que disputó esta semana. Además, a diferencia de sus anteriores compromisos, mantuvo más de un 40% de efectividad tanto en lanzamientos de campo, como también externos.

 

Alero: Luka Doncic (Dallas Mavericks)

Foto: Getty Images.

Promedios de la semana:
29,6 puntos
11,6 rebotes
8,3 asistencias

Dallas acabó la semana como el tercer mejor equipo del oeste con una marca de 6-3 de la mano de un esloveno que sumó su cuarto triple-doble de la temporada en la caída ante New York, y que fue el mejor de la cancha en la victoria ante Memphis (24 puntos, 14 rebotes, ocho asistencias y dos robos).

Ala-Pivote: LeBron James (Los Ángeles Lakers)

Foto: Getty Images.

Promedios de la semana:
22,6 puntos
10,6 asistencias
9,0 rebotes

Más allá de la derrota ante Toronto, está en un excelente nivel. A sus casi 35 años (cumplirá el próximo 30 de diciembre), el alero continúa en la élite como uno de los mejores jugadores, quizá el mejor, de la liga. Registró dos triples-dobles (Bulls y Raptors) en tres juegos, además de ser la figura en el triunfo en Chicago con 30 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes.

 

Pivote: Nikola Jokic (Denver Nuggets)

Foto: USA Today.

Promedios de la semana:
18,3 puntos
7,6 rebotes
3,3 asistencias
1,3 robos
1,3 tapas

El serbio es el jugador con los peores números de los dos quintetos, pero en gran parte esto se debe a que los mismos no determinaron sus rendimientos. Jokic fue vital en los tres triunfos de Denver en la semana, siendo el autor de las levantadas del equipo en los juegos ante Philadelphia y Minnesota, en los cuales también registró los tiros ganadores.

 

Entrenador: Michael Malone (Denver Nuggets)

Foto: Sports Ilustrated.

El plan de los Nuggets continúa siendo el mismo que la temporada pasada: ser un equipo sólido en defensa, letal en las transiciones y, cuando no puede lograr esto último, tener contundencia con el lanzamiento externo. Este estilo le dio rédito a lo largo de la semana, consiguiendo triunfos ante rivales complicados como Miami (109-89), Philadelphia (100-97) y Minnesota (100-98 en OT). El festejo más destacado de ellos fue el que consiguió ante los Sixers, en el cual remontó una desventaja de 16 puntos en el último cuarto, registrando así la máxima remontada de los Nuggets a esa diferencia en la docena de minutos finales.

2 COMENTARIOS