Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Wiggins y Curry lideraron el categórico 130-109 de los Warriors a los Timberwolves.

Los Warriors cortaron su racha con una victoria sobre los Timberwolves

Golden State aprovechó las ausencias de Towns y Russell para vencer a Minnesota por 130-108. Wiggins fue figura; Curry la rompió en el cierre.

Golden State Warriors volvió al triunfo este lunes por la noche. Luego de perder los dos últimos juegos, el equipo de Steve Kerr no tuvo problemas para vencer a Minnesota Timberwolves por 130-108. Así, cerró la jornada con una marca de 9-8 para alcanzar a San Antonio Spurs y quedar emparejados en el octavo lugar del oeste.

El juego no tuvo paridad. La visita sintió las ausencias de Karl-Anthony Towns (COVID-19), Juancho Hernangómez (COVID-19) y D’Angelo Russell (contusión en el cuádriceps de la pierna derecha), por lo que no contó con las herramientas suficientes para exponer a su rival de turno. El local abrió la noche con un parcial de 34-23, llegó a gozar de una ventaja máxima de 19 puntos y luego hizo lo suficiente para administrar la ventaja en pos de conseguir su triunfo.

El líder de la victoria fue Andrew Wiggins, por constancia y disciplina. El alero hizo valer la ley del ex para destacarse en ambos lados de la cancha. Así terminó con un aporte de 23 puntos, seis rebotes (todos ofensivos), tres robos y tres tapas, además de un +22 en cancha. Él fue uno de los cinco jugadores con dobles dígitos, siendo acompañado por Kelly Oubre Jr (14), James Wiseman (13) y Draymond Green (10-6-4).

¿El otro? Merece un párrafo aparte. Stephen Curry llegó a la noche del lunes luego de superar a Reggie Miller y volverse el segundo máximo triplero de la historia de la NBA. El base no venía teniendo una gran noche, pero descolló en el último cuarto, cuando demostró todo su talento. Al cabo de tres minutos clavó 15 de sus 36 puntos, los cuales acompañó con cuatro rebotes, tres asistencias y tres robos. Minnesota había logrado meterse en partido para los últimos minutos de la noche, pero Curry apareció en todo su esplendor para negar cualquier chance de triunfo visitante.

Si Minnesota tuvo una mínima chance de ganar fue por el aporte de Malik Beasley. El escolta acabó siendo el líder en anotación del equipo de Ryan Saunders ante las ausencias de Towns y Russell. Lideró a los suyos con 30 puntos y siete rebotes. No obstante, la falta de nivel como constancia por parte de la visita generó que el equipo pierda el noveno de sus últimos once partidos.

Estos dos equipos volverán a verse las caras el próximo miércoles a la medianoche, cuando haya revancha en San Francisco. El juego comenzará a las 00hs del jueves en Argentina por la diferencia horaria y podrá ser visto por ESPN.

El resumen de Golden State Warriors 130-108 Minnesota Timberwolves

1 COMENTARIO