Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Camisetas retiradas en San Antonio

La evolución del conjunto texano se dio gracias a la inolvidable etapa del Big Three, así como también los avances en los años previos.

Diez números de casacas adornan el techo del AT&T Center. La vasta historia de la franquicia va más allá de las hazañas bajo la dirección técnica de Gregg Popovich.

Es necesario empezar desde 1979, ya que fue el primer año en que los Spurs llegaron a las Finales del Oeste. Si bien no pudieron superar dicha instancia, volvieron a alcanzar la misma distancia en otras dos ocasiones (1982 y 1983).

Esa era estuvo liderada por Iceman, George Gervin (N° 44). El alero se convirtió en una de las primeras leyendas de San Antonio, gracias a su desempeño en el equipo durante gran parte de su trayectoria. James Silas (N° 13) y Johnny Moore (N° 00) también lo acompañaron en la escalera al techo del estadio.

Acomodándose para el inicio de la función

Gregg Popovich asumió los cargos de General Manager y Vicepresidente de Operaciones en 1994, luego de haber sido entrenador asistente (1988 a 1992). Su arribo se generó tras la compra de la franquicia por parte de James Holt. El flamante propietario confió plenamente en el procedente de la Universidad de Air Force.

En esa primera temporada (1994-95), los texanos regresaron a las Finales de Conferencia. Pese a la eliminación, David Robinson (N° 50), Sean Elliott (N° 32) y Avery Johnson (N° 6) se fueron consolidando en el plantel de cara a un próspero futuro.

Foto: San Antonio Express-News.

Es que en la 1998-99, la primera después de la era Jordan, tendría la oportunidad de hacer historia. Aunque la campaña había resultado afectada por el primer lockout, San Antonio contó con un Tim Duncan (N° 21) preparado para golpear la mesa en su segundo año de carrera. Ya con Gregg Popovich en el banco (era su tercer torneo), su elenco superó en las Finales a los Knicks y levantó el primer trofeo Larry O’ Brien.

Junto con David Robinson, Tim Duncan desplegó su talento y fundamentos para establecer una de las mejores duplas que tuvo la NBA. Las famosas «Torres Gemelas» por el prestigioso nivel de juego en la pintura por parte del ala-pivote y El Almirante.

Trayecto hacia la longevidad

El cambio de siglo no sepultó las fortalezas de los Spurs. De hecho, fue su momento de integrar la lista de serios candidatos en la década del 2000. Eso se debe al ojo clínico de aprovechar al máximo los puestos bajos del Draft 1997 y 2001. Emanuel Ginóbili (N° 20) y Tony Parker (N° 9) fueron seleccionados, respectivamente, conformando así un poderoso trío que luchó durante muchos años.

Foto: Pounding The Rock.

San Antonio se volvió a encontrar con la gloria en 2003, 2005 y 2007. Además, hubo un jugador que le dio un valor agregado al rendimiento colectivo en esos tres títulos. Bruce Bowen (N° 12) se ganó el cariño de la gente por medio de su sacrificio defensivo y efectividad en los tiros externos. Asimismo, su humildad se reflejó al aceptar que LaMarcus Aldridge utilizara su número.

El último campeonato se consumó en 2014, después de tomarse revancha ante el mismo rival que le quitó la chance en 2013. A partir de ahí, nació una estrella que no se fue de la mejor forma de Texas. Pero el brillante aporte de Kawhi Leonard, durante sus siete años de estadía, fue suficiente para que la número 2 sea en algún momento retirada por la franquicia.