Internos letales

Memphis aplastó a San Antonio por 105-94 y se acercó en la serie, que ahora está 2-1. El equipo de David Fitzdale fue muy superior y se impuso de la mano de su tridente Conley-Gasol-Randolph. Ginóbili nuevamente no anotó en 10 minutos de juego.

Después de dos triunfos claros en su casa, San Antonio visitó a Memphis este jueves con la intención de estirar la ventaja a 3-0. Sin embargo, el equipo de Gregg Popovich estuvo muy lejos de su mejor versión y cayó sin atenunantes ante el de David Fitzdale por 105-94.

El elenco texano tuvo muchísimas falencias ofensivas. Exceptuando Leonard (18), Aldridge (16) y algunos fogonasos de Mills (11), San Antonio no le pudo encontrar la vuelta al gran marcaje de Memphis. El dueño de casa forzó doce pérdidas y mantuvo a cuatro jugadores rivales sin anotar, entre ellos el argentino Emanuel Ginóbili. El bahiense sumó dos asistencias y un rebote en 10 minutos.

En su ataque, el local sostuvo su juego en el tridente de Conley, Gasol y Randolph. El último de ellos volvió a ser titular en el momento justo para ser la figura del partido. Z-Bo dominó la pintura con 21 puntos, ocho rebotes y una tapa. En tanto, el menor de los Gasol también sumó 21 tantos, mientras que el base aportó 24 tantos y siete asistencias.

El local apostó a su arduo juego defensivo y la explosión de la pintura para dominar al segundo mejor equipo del oeste. El tridente se combinó con buenas apariciones desde el banco, especialmente de Wayne Selden (10), para dejar con nulas chances de triunfo a la visita.

Con un parcial de 31-17 en el tercer cuarto, el dueño de casa quebró el juego y tomó una ventaja máxima de 22 puntos. Esto hizo que San Antonio decida retirar a sus mejores jugadores de la cancha para el último período, empezando a pensar ya en el cuarto punto de la serie. El mismo será el sábado a las 21hs (ESPN).